10 consejos para quienes se inician en el gym

Te dejamos algunos consejos para que tus inicios en el gimnasio no sea tan complicado
10 consejos para quienes se inician en el gym
No te arrepentirás de tu decisión
Foto: Pixabay

¿Así que decidiste asistir a un gimnasio y ponerte en forma?

Esa es la mejor decisión que tomaste por tu propia salud, pero te diremos que lo bueno está apenas por venir, pues no solo es pagar la inscripción y la cuota de cada mes, sino que tienes que comprometerte, algo que resulta complicado en el papel, pero es más sencillo de lo que crees.

Aquí te brindaremos 10 consejos sencillos que harán de tu nuevo estilo de vida algo muy placentero.

1- Conoce tus metas

Muchas personas vemos fotografías en las redes sociales y deseamos que nuestro cuerpo se vea así, sin embargo debes saber, junto a tu instructor cuáles son tus verdaderos objetivos, que pueden ir desde bajar de peso, tonificar tus músculos o simplemente sentirte más saludable.

2- Conoce tu cuerpo

De nuevo las fotos de las revistas parecen aspiraciones pero en muchos casos nuestra estructura ósea, complexión, largo de músculos y edad, no corresponden a lo que soñamos, así que conoce tu tipo de cuerpo para tener claro lo que buscarás.

3- Masa contra grasa

Todos añoramos el peso ideal y seguramente se puede lograr, pero no si tu meta es tener músculos extremadamente grandes. Los músculos pesan más que las grasas en altas proporciones, así que toma en cuenta que una persona con enorme masa muscular, podría ser considerada obesa por los estándares de salud aunque en realidad no tenga nada qué ver.

4- No hay prisa

Empieza poco a poco, no forces tu cuerpo pues no se trata de lastimarnos o no poder movernos al día siguiente, la idea es disfrutar el proceso. Empieza con poco peso y el número de repeticiones indicadas por tu instructor. En el cardio también ve poco a poco, no esperes correr maratones antes de caminar unos minutos.

5- Primero el hábito

No te desilusiones si no ves resultados inmediatos, pues tu primer objetivo debe ser el de convertir al entrenamiento en parte de tu vida, hacerlo un hábito, lo que normalmente ocurre tras un mes de asistir. Más o menos el mismo tiempo que durará el dolor por los ejercicios.

6- Huye de los desinflamatorios

Mucha gente te recomendará tomarte algún desinflamatorio para evitar los dolores por el entrenamiento. Tenemos que decirte que si quieres avanzar, debes aguantar el dolor, pues si tomas un medicamento, el músculo que trabajaste se relajará y tu trabajo se irá a la basura; el dolor pasa, el trabajo se queda.

7- Combina rutinas

No hay mejor manera de sacar la grasa de tu cuerpo que haciendo pesas. Así es, las pesas hacen que el músculo crezca, lo que quita lugar a las grasas, mismas que deben salir con cardiovasculares. Así que primero realiza una rutina con peso y después el cardio; al principio será cansado pero después querrás más.

8- Pierna y más pierna

Para muchos el día de pierna es el más pesado, el que más cansa y prefieren saltarlo, pero te tenemos noticias: Hacer pierna fortalece toda la parte baja de tu cuerpo, te da más condición física y ayuda a ejercitar el abdomen. En el trabajo con pesa, es el día más importante, solo recuerda que es la parte que sostiene todo el cuerpo.

9- Descansa

La palabra mágica es “descanso”; no puedes hacer una buena sesión de entrenamiento si estás desvelado, solo te causarás lesiones. Conoce tu cuerpo y aprende a parar cuando te lo pida él y no tu mente, pues ella podría jugar en tu contra.

10- Olvídate de todo

Realiza los ejercicios solicitados con los pesos que te diga tu instructor, no te fijes en los demás, no te sientas menos por cargar poco o soportar menos, ten en cuenta que todos comenzaron como tú y lo más importante, en un gimnasio todos se concentran en sí mismos, así que lo que hagas, no le importa mucho a los demás.