Autoridades de Pomona ‘pescan’ a los mal estacionados

Aquellos que usaron el espacio reservado para personas discapacitadas sin tener un permiso recibieron citas para la corte y podrían recibir multas desde $250
Autoridades de Pomona ‘pescan’ a los mal estacionados
Ariana Sanchez fue citada a comparecer ante un juez por utilizar una placa de discapacitados que no era suya . / fotos: Alejandro Cano.

Con el objetivo de combatir el uso indebido de carteles de estacionamiento para personas discapacitadas, las autoridades del Departamento de Motores y Vehículos de California, (DMV), realizaron ayer un operativo en las instalaciones de la feria del condado de Los Ángeles (LACF) en Pomona.

El operativo dio inicio a las 10:00 a.m. y 17 minutos después, las autoridades ya habían expedido el primer citatorio.

De hecho, en la primera media hora se emitieron tres citatorios a personas que usaron los permisos de estacionamiento de manera ilegal y al final del día, y luego de revisar 322 autos, se expidieron 59 órdenes para ir a la corte.

“La gran mayoría de los conductores respeta el reglamento pero otros deciden pedir prestado la placa para su comodidad… Si la persona que es dueña de la placa no está en el vehículo entonces están violando la ley y serán citados”, comentó Jaime Garza, portavoz del DMV.

La primera persona en recibir un citatorio para comparecer ante un juez por la falta fue Ariana Sánchez.

La residente de San Gabriel argumentó que lo hizo porque después de que su papá —quien es la persona a la que se le concedió la placa— visitara la feria, ella era la responsable de llevarlo de regreso a casa.

No obstante, dicha explicación fue insuficiente y ahora encara una multa que oscila entre los 250 y 1,000 dólares, dijeron las autoridades.

“Acepto mi error, mi papá no está conmigo pero lo voy a recoger después. [Aunque] creo que está bien que hagan estos operativos porque hay gente que los usa indebidamente todos los días”, comentó Sánchez.

Los conductores que se estacionen donde no deben enfrentan multas desde $250 a $1,000. / Foto: Alejandro Cano.

Beatriz Escajeda, de 81 años de edad y quien no violó ningún reglamento, expresó estar contenta con las autoridades por multar a los
infractores.

Esta residente de Jurupa Valley exhortó a los agentes del orden a realizar más operativos similares y aumentar los requisitos para expedir los permisos.

“Deberían ir a los centros comerciales, a los estadios, a los supermercados, a los colegios y demás porque siempre hay gente estacionada donde no debe. Estos permisos deben tenerlos los que realmente los necesitamos y debería ser más difícil obtenerlo”, sentenció.

En cifras

Según datos de DMV, existen en la actualidad 2,927,384 placas para personas discapacitadas en todo California que fueron expedidas a personas que pudieron comprobar su impedimento físico o discapacidad.

Estos permisos, azules en general, algunos rojos —que indican que son de tipo temporal— deben ser utilizados solo por la persona asignada.

“Si la persona asignada no está en el vehículo nosotros le damos la oportunidad al conductor de que comprueben que la persona está cerca. De lo contrario estarán violando la ley. Las placas son confiscadas y la violación irá a su historial del DMV”, añadió el portavoz Garza.

Las autoridades realizan operativos similares en todo el estado y sin previo aviso, por lo que enviaron un mensaje claro: si conduces con una placa que no es tuya te vamos a atrapar.

Según el DMV, desde 2013 a la fecha se han realizado 691 operativos similares que han resultado en 6,129 citatorios. Y tan solo el año pasado, un operativo similar de cinco días en la misma ubicación en Pomona dejó como resultado la entrega de 477 citatorios, según indicó el DMV.

Las autoridades instan a la población en general a reportar a cualquiera que se sospeche esté utilizando estas placas indebidamente.

Sin embargo, es importante señalar que no todas las discapacidades son visibles y que las denuncias de uso indebido de un cartel de estacionamiento para personas discapacitadas pueden ser infundadas.

Las autoridades realizan operativos como este junto al DMV en varias áreas de California. / Alejandro Cano.

Más rigurosidad

Otra de las herramientas que utiliza el DMV para evitar uso fraudulento de este tipo de permisos, es requerir que el solicitante muestre prueba de identidad y fecha de nacimiento, un requisito que era innecesario hasta el año pasado.

Ahora, cuando no se presenta un comprobante médico, la entidad también limita el número de placas de reemplazo a cuatro por año. Previamente no existían estas restricciones.

Además, comenzando en 2023 los asignados deberán entregar una solicitud de renovación por correo cada seis años. Actualmente, estas placas expiran en 2019 y son renovadas de manera automática cada dos años.