Mujeres de la industria: con empleos y oficios en la construcción

Existe un sin número de ocupaciones y oportunidades laborales en el sector
Mujeres de la industria: con empleos y oficios en la construcción
Si te gusta tu trabajo, no dejes que nadie te desilusione.

“Cuando sea grande, quiero trabajar en construcción”.

Así como muchas niñas sueñan convertirse en maestras, doctoras o enfermeras, hay quienes sueñan con trabajar en la industria de la construcción. Desde pintoras, a carpinteras, electricistas, albañiles o gerentas de proyectos, existe un sin número de ocupaciones atractivas en la industria de la construcción en las que las mujeres pueden desarrollar una carrera bien paga y con oportunidades de crecimiento profesional.

En la actualidad, solo el 9% de la fuerza laboral de la industria de la construcción está compuesto por mujeres; una cifra que, si bien ha crecido en los últimos años, aún sigue siendo considerablemente baja.

En general, las niñas no reciben el mismo aliento y apoyo que sus pares varones, cuando indican que están interesadas en carreras STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemática). Numerosos estudios encontraron que, aún en la actualidad, padres y educadores tienden a alentar más a los varones que a las niñas a especializarse en este tipo de carreras.

“Cuando tenía 7 u 8 años, me preguntaron que quería de regalo y pedí un martillo y unos clavos. Mis padres terminaron regalándome lecciones de danza”, recordó riendo Shilo Losino, actual vicepresidenta y futura presidenta de la Asociación Nacional de Mujeres en Construcción, Los Ángeles (NAWIC), una asociación que empodera, informa, y ayuda a las mujeres en la industria de la construcción.

En entrevista con La Opinión, Losino, madre de dos niñas y dueña de Contractor´s Best Insurance Services, una firma especializada en seguros y bonos de garantía para contratistas, contó que comenzó a trabajar para la industria por accidente, pero que desde entonces, siente pasión por su trabajo y se siente muy a gusto trabajando con contratistas.

“Tengo dos hijas mujeres y quiero que ellas sepan que trabajar en la construcción es una opción viable. Independientemente de lo que elijan hacer, quiero que sepan que si quieren trabajar en la industria, la puerta está abierta para ellas”, señaló.

Nawic ofrece eventos informativos sobre la industria de la construcción. Cortesía Nawic

Eliminando barreras

Priscilla Chávez, actual presidenta de NAWIC, comenzó trabajando en la industria de la construcción a través de un anuncio de Craig List.

“Escogí no ir a una universidad y que eso no se convirtiera en un obstáculo para encontrar trabajo”, recordó Chávez, quien siempre sintió pasión por servir a las comunidades minoritarias, de mujeres y de veteranos. En la actualidad, Chávez trabaja como gerenta de diversidad e inclusión de PCL Construction.

“Cuando la gente piensa en mujeres en construcción, no sé lo que se imagina”, comentó Chávez riendo. “Pero el mensaje que queremos darle a las muchachas interesadas en trabajar en la industria es que sí pueden ser exitosas, ganar mucho dinero y ayudar a sus familias”, comentó Chávez.

“Yo puedo ir a una reunión con mis zapatos de tacones altos de 5 pulgadas, y al mismo tiempo, sacar mis botas del baúl del auto y caminar a un sitio activo de construcción. Puedo trabajar en la construcción y seguir siendo femenina”, agregó.

Taller organizado en el museo LAX, al que también asistieron hombres de la industria.

Mujeres en puestos de liderazgo

Después de 14 años trabajando en un el área de tecnología, y como resultado de una restructuración de la empresa para la cual trabajaba, Barbara Kotsos se encontró entrevistando para una posición en Giroux Glass, la compañía que construyó el puente de vidrio en el Cañón del Colorado.

“En un principio acepté la entrevista pensando que sería una buena práctica después de 14 años sin entrevistar para un trabajo. Siempre me gustó la arquitectura y el diseño interior y al llegar a la entrevista me encontré con un grupo inusual de mujeres maravillosas. La dueña, presidenta, CEO y COO de Giroux Glass son mujeres”, indicó Kotsos, quien recibió una oferta laboral al día siguiente de la entrevista, y desde entonces se desempeña como directora de mercadeo y relaciones públicas de Giroux Glass.

Kotsos también está a cargo de las relaciones públicas de NAWIC y su pasión es ayudar a otras mujeres a triunfar en la industria de la construcción

“A las jóvenes que recién comienzan les aconsejaría que consideren compañías en las que haya mujeres en posiciones de liderazgo, porque es una buena señal de las oportunidades de crecimiento que existen para nosotras en dicha empresa”.

Se buscan trabajadores

Las entrevistadas coincidieron en que existe gran escasez de mano de obra en la industria de la construcción y muchas ofertas de trabajo.

“Una joven que termina la escuela, puede conseguir empleo en construcción, y en 4 años estar ganando $100,000 dólares”, indicó Kotsos.

“Hay quienes eligen la ruta del bachillerato, pero también hay quienes no van a la escuela, pero aún pueden ganar $35 la hora como electricistas, una vez que aprenden el oficio”, agregó Chávez.

La industria es uno de los pocos empleadores donde una mujer puede ganar tanto como un hombre, por tratarse de empleos con sindicato.

La asociación NAWIC ofrece recursos y becas para las niñas y jóvenes interesadas en la construcción, así como talleres tanto de desarrollo profesional como personal que enseñan, por ejemplo como negociar en el trabajo, o cómo comunicarse de manera efectiva, entre muchos otros.

Por tabú o falta de conocimiento, en el pasado no era aceptable que las niñas tomaran las herramientas de sus papis. En NAWIC buscamos eliminar esas barreras históricas y demostrarle a las muchachas que hay una red de mujeres que las apoya y está echando porras por ellas, para que puedan elegir la carrera de sus sueños y tomar una decisión educada”, señaló Chávez.

Losino también mencionó la necesidad de un cambio de mentalidad, que empodere a las mujeres a aplicar a otras posiciones.

“Cuando un hombre lee la descripción de una posición de trabajo, quizás se dice a sí mismo, ‘Tengo un 20% de los requisitos, voy a aplicar y quizás me den el trabajo’. Mientras que si una mujer la lee, quizás piense, ´Sólo tengo un 80% de los requisitos, no creo que clasifique´”, ejemplificó.

Para más información puedes visitar la National Association of Women in Construction, Los Angeles http://www.nawicla.org, o http://www.nawic.org para el resto del país.