Inmigrantes LGBTQ detenidos por ICE tienen 97% más probabilidad de ser víctimas de abuso sexual

Activistas piden a autoridades migratorias evitar agresiones y ofrecer servicios médicos a quienes lo necesitan durante su reclusión

Los miembros LGBTQ son más propensos a agresiones sexuales en centros de reclusión.
Los miembros LGBTQ son más propensos a agresiones sexuales en centros de reclusión.
Foto: Getty Images

Aunque inmigrantes miembros de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero y queer (LGBTQ) son sólo el 1% del total de las personas detenidas por agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), ellos representan el 12% del total de denuncias por abuso sexual cometidos en custodia.

Debido a ello, la Campaña de Derechos Humanos (HRC, en inglés) envió una carta a la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Kirstjen Nielsen, para exigirle medidas a fin de que ICE aborde la alarmante tasa de abusos denunciados.

“Los altos niveles de abuso sexual denunciados que enfrentan las personas LGBTQ durante la detención de inmigrantes indican que el ICE no está dando prioridad adecuada a la seguridad y el bienestar de esta población vulnerable”, apunta la misiva firmada por David Stacy, director de Asuntos Gubernamentales de la organización.

Según información que las autoridades migratorias dieron a la representante Kathleen Rice, las personas de la comunidad LGBTQ representan menos del uno por ciento de las 400,000 personas en detención migratoria, pero compensan 12% de las víctimas denunciadas de abuso sexual.

“Esto significa que las personas LGBTQ tienen 97 veces más probabilidades de denunciar un abuso sexual en detención que personas no LGBTQ en las mismas condiciones”, indica la misiva, la cual también fue enviada al director en funciones de ICE, Ronald Vitiello.

Los activistas no exigen un trato especial a la comunidad, sino asegurar condiciones justas y de humanidad durante sus procesos migratorios.

“Los insto a abordar estas deficiencias de inmediato y garantizar que todos los detenidos sean tratados con el respeto y la dignidad que todas las personas merecen, sin importar quiénes sean o a quién aman”, agrega Stacey, quien pone especial atención sobre la gente en arresto portadora del VIH, ya que requiere su tratamiento ininterrumpidamente.

También se indica que el actual trato a la comunidad LGBTQ pone en riesgo a las mujeres transgénero, debido a la violencia a la que son sometidas y a la falta de tratamientos adecuados.

A finales de mayo, por ejemplo, Roxana Hernández, una inmigrante transexual que pidió asilo a Estados Unidos, murió bajo custodia de las autoridades migratorias, luego de ser detenida el 13 de mayo en San Diego y ser trasferida a un centro en El Paso, Texas.

Una Encuesta Nacional de Reclusos, realizada por la Oficina de Estadísticas de Justicia de EEUU, reveló que el 40 por ciento de las personas transgénero en detención estatal y federal informaron haber sufrido abuso sexual, en comparación con el 14 por ciento de gays, lesbianas y bisexuales, y el 3.1 por ciento de personas no LGBTQ en condiciones similares, alertó Human Rights Watch.