Caravaneros culminan gira en autobús con reclamo de protección permanente para “tepesianos”

Los legisladores demócratas han prometido impulsar leyes para proteger a los beneficiarios de TPS, si recuperan el Congreso en noviembre

WASHINGTON — Decenas de “caravaneros” y beneficiarios del programa de “Estatus de Protección Temporal” (TPS) culminaron este jueves en Washington una gira nacional en autobús con el reclamo de que el Congreso apruebe la legalización permanente de más de 320,000 “tepesianos”.

Acompañados de la legisladora demócrata por California, Judy Chu, y líderes sindicalistas,  activistas y beneficiarios del TPS afirmaron que persiste la violencia e inestabilidad en sus países de origen, y su eventual deportación cuando venzan sus permisos los pondría en peligro mortal.

El objetivo de la gira en autobús, organizada por la Alianza Nacional del TPS,  era evitar que el problema de los “tepesianos” quede  fuera del radar de los legisladores.

Cerca del 90% de los amparados al TPS son de El Salvador, Honduras y Haití, quienes perderán sus permisos a partir de enero de 2019. Los primeros en afrontar una posible deportación serán los de Sudán, que perderán sus protecciones y beneficios el próximo 2 de noviembre, según datos de la Alianza.

“¿Quieren un médico o un marero?”

Tony Vázquez, un coordinador de la Alianza en el área de Woodbridge (Virginia), tiene dos hijas con DACA y dos hijos nacidos en EEUU,  pero aseguró que si es deportado lo perdería todo acá y se vería forzado a llevárselos a El Salvador a un futuro tan incierto como peligroso.

El “tepesiano” salvadoreño, Tony Vázquez, teme la deportación cuando venza su permiso en septiembre de 2019. Foto: María Peña/Impremedia

“Mi hijo de 12 años quiere ser médico, y estoy ahorrando para ayudarlo. Si me lo llevo, es más probable que en vez de médico, las maras (pandillas) lo controlen, y como ciudadano americano regresaría con mentalidad criminal ¿Quieren médicos o mareros?”, afirmó.

Se calcula que más de 273,000 niños nacidos en EEUU tienen al menos un padre con TPS.

Evelyn Murillo, una “tepesiana” y activista de la Alianza, explicó que viajó a Washington desde Los Angeles (California) para exigir la residencia permanente, como reconocimiento de las contribuciones de estos inmigrantes.

“La Administración dice que (el TPS) es temporal; cuando ellos agarran mis impuestos no es temporal, y por 26 años he pagado mis impuestos”, afirmó.

La congresista Chu destacó la urgencia de que los votantes hispanos participen en los comicios del próximo 6 de noviembre porque si su partido recupera el control del Congreso, habrá mejores probabilidades de que se apruebe una solución permanente para el TPS.

En la actualidad, hay cinco proyectos de ley para ayudar a los “tepesianos”, incluyendo uno en el Senado. Solo dos, el “American Promise Act”, de la congresista Nydia Velázquez,  y el “Secure Act”, del senador Chris Van Hollen,  permiten su legalización permanente, pero ninguno de los cinco tiene fecha de debate o voto.

La activista Dolores Huerta acompañará a los activistas mañana en una mesa redonda con líderes empresariales y sindicalistas.

El problema de los “tepesianos” compite con asuntos como los litigios pendientes sobre el futuro de DACA, y las propuestas de la Administración de eliminar el “Acuerdo Flores” para la detención prolongada de niños con sus padres y para restringir la “tarjeta verde” u otras visas legales a inmigrantes que no sean una “carga pública”, entre otros.