¿Qué es el lifting de brazo o braquioplastia?

Una cirugía sencilla en la mayoría de los casos, le devuelve a tu cuerpo rigidez en los brazos y elimina el exceso de tejido para siempre

Cuando nuestro cuerpo sufre una pérdida considerable de peso por dietas o cirugías bariátricas, existen cambios drásticos que son necesarios sobrellevar. La flacidez en los brazos es muy común y preocupa con especial atención al sexo femenino, pero hay soluciones novedosas y sencillas.

El lifting de brazo es una técnica de cirugía que consiste en la eliminación del exceso de la piel en la parte interna de los brazos, lo que permite que estos sean armónicos y estilizados. Inicialmente el médico realizará una avaluación para determinar la necesidad de esta intervención.

¿Cómo se hace?

Para llevar a cabo esta cirugía deben determinarse los antecedentes médicos del paciente, el tipo de piel, la cantidad de tejido dermograso a retirar y por supuesto revisas las expectativas del paciente con este cambio en su cuerpo.

Existen dos modalidades de esta cirugía, que se diferencian así:

  1. Braquioplastia simple: se realiza en pacientes jóvenes, donde la flacidez cutánea solo se muestra en la parte interna de los brazos y esta no es muy visible. La intervención suele ser sencilla con anestesia local tipo liposucción y las cicatrices quedan casi inexistentes.
  2. Braquioplastia con extensión axilar y torácica: se lleva a cabo en pacientes con más edad, donde se identifica un “brazo tipo péndulo” y dicha flacidez se extiende hacia la zona torácica y submamaria. En este segundo caso, la cirugía se realiza a través de una incisión en T y la cicatriz se ubica en la zona interna del brazo.

shutterstock_577968382.jpg

Mientras más larga es la incisión, el resultado de la cirugía es mejor, debido a que permite tras el retiro del exceso de tejido dermograso, un mayor estiramiento de la piel para otorgar en el brazo la apariencia deseada.

Las cicatrices si bien no están del todo ausentes, con la ayuda de un cirujano plástico, en los casos más extremos; se irán atenuando con el tiempo y es posible que en situaciones específicas se requiera de una atención sencilla, sólo para trabajar la visibilidad de la marca.

En ambos casos se requiere de reposo durante un par de semanas para que el paciente pueda volver a sus actividades habituales y tener unos brazos estilizados y sin excesos.

Beneficios de esta cirugía

Los beneficios de esta intervención se ven rápidamente y se traducen en un incremento de la autoestima de quien se realiza esta cirugía. El cuerpo tiene mejor aspecto y la ropa ajustada luce mucho mejor.

Posterior a la intervención, suelen colocarse bandas elásticas en los brazos por un tiempo que va desde 15 a 20 días y tras una semana de desinflamación, ya comenzarán a verse los resultados. Poco a poco el paciente podrá ir realizando sus actividades, pero durante algunos meses no podrá realizar ejercicios pesados.

Recomendaciones generales después de su cirugía

shutterstock_208548034.jpg

Lo ideal es que el paciente esté en el mayor reposo que pueda. Acá te dejamos algunas recomendaciones para que tanto el reposo como los resultados sean excelentes. Te sugerimos:

  1. Descansar en una silla reclinable que te permita varias posiciones.
  2. Tener una almohada apoya brazos, o en su caso 2 o 3 almohadas para cada brazo.
  3. Ropa cómoda y fresca, preferiblemente en donde no debas extender los brazos.
  4. Antibióticos y calmantes recetados a tu alcance, en caso que debas tomarlos estén cerca de ti. Esta es una cirugía que no necesita de cuidados extremos, por lo que puedes estar solo en períodos de tiempo prolongados.
  5. Tus equipos electrónicos para hacer más llevadero el descanso y por supuesto, la mayor emoción de ver cómo mejoras tu cuerpo y autoestima con este nuevo cambio.