¿Faringitis? Prueba estos remedios caseros

Para las afecciones de la garganta existen remedios naturales y sencillos que pueden aliviar el dolor y evitar posibles complicaciones.
¿Faringitis? Prueba estos remedios caseros

Las afecciones que pueden presentase a nivel de la garganta son muy comunes y pueden complicarse si nos descuidamos y no tomamos los correctivos necesarios.

La faringitis es una enfermedad que se origina como consecuencia de una infección en la garganta. Puede ser originada por un virus o alguna bacteria que provoca una inflamación severa. Causa dolor, molestia, ronquera y dificultad para tragar.

Tipos de faringitis

shutterstock_610136534.jpg

Foto: Shutterstock

Los dolores de garganta suelen originarse como consecuencia de una gripe o algún resfriado común, los cuales pueden convertirse en infecciones bacterianas y ante una molestia intensa, lo más recomendable es visitar a un especialista. Se conocen varios tipos de faringitis. A continuación describimos cada una de ellas:

  1. Faringitis aguda: es el término utilizado para la inflamación de la garganta ocasionada por algún virus o bacterias.
  2. Faringitis estreptocócica: común entre niños y adolescentes, tiene su fuente principal entre los que durante el año escolar, tienen contactos con niños que estén enfermos de la misma patología.
  3. Faringitis vírica: este tipo de faringitis, ocasiona una fuerte inflamación en las amígdalas y la laringe producto de algunos virus que se encuentren en el ambiente.

Para realizar un diagnóstico preciso, el especialista realiza varios procedimientos, el primero consiste en chequear la inflamación de los ganglios linfáticos, además visualizará la garganta, oídos y las fosas nasales.

El otro método para la detección de la faringitis, consiste en tomar una muestra de las secreciones y enviarlas a un laboratorio para su posterior análisis.

Tratamientos caseros y efectivos

shutterstock_707253145.jpg

Foto: Shutterstock

Existen múltiples tratamientos caseros y recomendados por las abuelitas, que sin duda son efectivos y muy rápidos para tratar las afecciones de la garganta. Los recursos son sencillos de conseguir y la preparación de los mismos no toma mucho tiempo.

Entre los remedios naturales más comunes para la garganta están:

  1. Infusión de tomillo: debes agregarle una cucharadita de tomillo, zumo de limón, una pizca de azúcar y agua. Colocas el tomillo en agua, dejas que hierva, lo retiras del fuego, esperas que se repose y le agregas el zumo de limón. Lo ideal es que lo tomes despacio antes de ir a la cama. Te sentirás aliviado.
  2. Gárgaras con agua y bicarbonato: coloca agua, una cucharada de bicarbonato y limón en agua y realiza gárgaras. La inflamación bajará y aliviará rápidamente el dolor en la garganta.
  3. Cebolla morada con limón: pica la cebolla en finas tiritas, añade el jugo de limón en un bol, lo tapas y lo dejas reposar durante toda la noche. Al despertar debes tomar el líquido de esta mezcla en ayunas, mejorará la ronquera en caso de que la tengas y bajará la inflamación.
  4. Baño de pies: cuando hay alguna inflamación en la garganta, suelen estar los pies fríos y nos sentimos más sensibles de lo habitual. Es recomendable calentar suficiente agua, mezclar con dos cucharadas de bicarbonato y dejar reposar en el agua los pies durante 20 a 30 minutos. Posteriormente los retiramos, masajeamos y abrigamos muy bien.

Así te dejamos los remedios caseros más comunes para atender las molestias de la garganta. Siempre será más recomendable visitar al doctor, sin embargo puedes probar con alguna de estas opciones y si el dolor persiste o se presentan fiebres muy altas, lo ideal es visitar a tu médico.

Alrededor de la web