Mega operación de ICE regresa y deja más de 300 indocumentados capturados en todo EEUU

Los operativos se realizaron en Los Ángeles, el norte de Texas, Oklahoma y Wisconsin
Mega operación de ICE regresa y deja más de 300 indocumentados capturados en todo EEUU
ICE aseguró que el objetivo era prioritariamente inmigrantes con record criminal

ICE volvió a retomar el alto volumen de indocumentados capturados esta semana con una mega operación que se extendió por diferentes partes de la geografía nacional.

Unos 330 inmigrantes indocumentados, algunos con antecedentes penales, fueron arrestados en los últimos días según informaron las autoridades migratorias.

Según ICE los 330 indocumentados, varios de ellos con condenas penales, fueron capturadoes en operativos realizados en Los Ángeles, en el norte de Texas, Oklahoma y en Wisconsin.

“Nuestra meta es realmente ensanchar la seguridad pública”, declaró este miércoles en rueda de prensa Thomas Giles, director encargado de Operaciones de Cumplimiento y Remoción (ERO) de la oficina de ICE en Los Ángeles.

La operación en Los Ángeles comenzó el domingo y finalizó el martes, y estuvo enfocada en delincuentes convictos y personas que habían violado las leyes de inmigración, de acuerdo a Giles, quien agregó que el 90% de los detenidos tenían “condenas criminales”.

De igual forma, en Wisconsin, la agencia federal anunció la detención de 83 extranjeros, seis mujeres y 77 hombres, en una operación de cuatro días de duración que concluyó el lunes.

Los capturados en la operación, que tuvo como prioridad “el arresto de delincuentes”, según un comunicado de ICE, arrastraban condenas por asalto, asalto sexual, abuso infantil, violencia doméstica, manejo bajo la influencia del alcohol, robo de identidad y reingreso ilegal al país.

En el norte de Texas y en el vecino Oklahoma, a lo largo de 10 días las autoridades de Inmigración detuvieron a 98 personas, entre los cuales habían indocumentados condenados por delitos graves y fugitivos.

De ese casi centenar, un grupo de 29 inmigrantes regresaron al país de forma irregular tras haber sido deportados previamente, lo cual está tipificado como un delito grave que puede acarrear una condena máxima de 20 años de prisión, en función del historial criminal de cada uno.

Además, según la versión de ICE, 5 de los detenidos supuestamente pertenecen a la banda criminal organizada conocida como Mara Salvatrucha o MS-13, por lo que serán procesados y deportados.

El operativo, que culminó el viernes, se desarrolló en 38 ciudades y localidades del norte de Texas, así como en dos ciudades de Oklahoma.

Anteriormente, en una acción de control de 30 días y que culminó el 24 de agosto, las autoridades de inmigración arrestaron a 364 delincuentes en seis estados del país, entre ellos 18 mujeres.