En California no se permitirán más acuerdos secretos para resolver casos de acoso sexual

La  nueva ley entrará en vigor el 1 de enero; da la opción a la víctima de decidir si quieren o no, que sus nombres sean públicos

El gobernador de California Jerry Brown hizo ley una medida que prohibirá los acuerdos secretos en los casos de acoso y asalto sexual, así como en los de discriminación por sexo, que involucran a empleados públicos y privados.

“Por décadas, los acuerdos secretos han sido usados por delincuentes pudientes y bien conectados para ofender repetidamente sin ninguna responsabilidad pública”, dijo la senadora demócrata de Chino, Connie M. Leyva, autora de la nueva ley.

“La SB 820 finalmente levantará la cortina de la confidencialidad que ha protegido a los delincuentes al forzar a sus víctimas a permanecer en silencio”, enfatizó.

Y agregó que la nueva legislación empoderará a las víctimas, y les ofrecerá la oportunidad de de decir, ‘el tiempo se acabó para quienes nos han lastimado’.

“Hace mucho que debimos haber hecho público estos comportamientos deplorables y detener a los ofensores que piensan que pueden salirse con la suya después de acosar, asaltar o discriminar a alguien, simplemente por firmar un cheque y forzar a las víctimas a permanecer en silencio”, dijo.

El movimiento #MeToo (#YoTambién) muestra lo extendido del acoso sexual./Shutterstock

La nueva ley, conocida como “Permanezcamos Juntas en contra de la Confidencialidad”, logró tener apoyo bipartidista en la legislatura estatal. Fue patrocinada por los Abogados del Consumidor de California y el Centro de Leyes para la Mujer de California.

La medida entra en vigor en California a partir del 2019.

Por muchos años, los acuerdos de confidencialidad han sido usados para silenciar a las víctimas de acoso sexual y ofensas similares.

El productor de cine Harvey Weinstein fue acusado por al menos 80 mujeres de violación, asalto sexual y acoso. Pero su comportamiento se mantuvo secreto por largo tiempo, en parte por los acuerdos de confidencialidad diseñados para protegerlo.

Dichos acuerdos incluyen severos castigos para quien rompe el acuerdo de confidencialidad.

Karla Amezola, ex presentadora del Canal 62, Estrella TV dice que la nueva ley es una muestra del avance del movimiento MeToo para acabar con el acoso sexual.

Un caso

La reportera y presentadora de noticias Karla Amezola, quien mantiene una demanda por acoso sexual contra la televisora Estrella TV, dijo que esta ley es una de las mejores noticias que se ha recibido en California recientemente con relación al acoso y asalto sexual, desde que comenzó el movimiento MeToo.

“Me siento muy contenta de que gracias al movimiento, hoy estamos viendo resultados, y ese era el objetivo. No solo contar tu historia en un Tweet. Se trata de crear conciencia y lo estamos logrando”, dijo.

“Los acuerdos de confidencialidad solo protegen al perpetrador y están diseñados precisamente para eso. En mi caso, esa es la razón por la que lo expuse públicamente, porque sabía que nadie se enteraría que el jefe era el acosador y seguía haciendo lo mismo una y otra vez”, señaló.

Y añadió que quien era su jefe aceptó haber sido despedido por acoso sexual de su trabajo anterior en televisión, pero como no era información pública, fácilmente llegó a Estrella TV y prosiguió con su misma mala conducta sexual.

“Lo peor que podía pasar en esos casos es que despidieran al acosador, pero fuera de ahí nadie se daba cuenta de lo que hicieron, y su imagen seguía intacta. Con esta medida ya no se permitirá ocultar información que puede alertar a otros y otras, y eso es un gran paso en la lucha contra el acoso sexual”, subrayó.

El acoso sexual se presenta en todo tipo de industrias como la hotelera, la agricultura, limpieza, educación, y ha sido silenciado con argucias legales que implican el silencio de las víctimas.

La SB 820 garantiza a los demandantes, no a los delincuentes, la opción de que sus nombres no sean hechos públicos si así lo deciden.

“California ha tomado un paso en la dirección correcta para restringir el uso de los acuerdos secretos como una herramienta legal para silenciar a los sobrevivientes de acoso sexual”, dijo el procurador de California, Xavier Becerra.

“Los acuerdos secretos le roban a la víctima el derecho de hablar acerca de sus demandas. Protegen a los acosadores del escrutinio público y evita que los ofensores reincidentes continúen estos actos despreciables”, señaló.