La madre de Anthony Avalos y su novio se declaran inocentes

La madre de Anthony Avalos y su novio están acusados de torturar y matar a Anthony Avalos, un niño de 10 años

Heather Maxine Barron y su novio Kareem Ernesto Leiva, acusados de torturar y matar a Anthony Avalos, de 10 años de edad, se declararon inocentes, ayer miércoles, en la corte de Lancaster.

Barron, de 29 años de edad y madre de la víctima, y Leiva, de 32, están acusados del homicidio del niño con el agravante de tortura. De ser declarados culpables, los dos podrían recibir la pena de muerte.

Ambos se encuentran detenidos, sin posibilidad de fianza, luego de haber sido arrestados una semana después de la muerte de Anthony, el 21 de junio pasado.

La madre también está acusada de abuso infantil en relación a Anthony, mientras que su novio, tiene un cargo por asalto y por causar la muerte del niño. Ambos también han sido acusados de tortura y abuso infantil del medio hermano menor de Anthony.

La próxima audiencia tendrá lugar el próximo 27 de noviembre, cuando se decidirá si existe suficiente evidencia para juzgarlos.

El 20 de junio pasado, oficiales de policía y paramédicos llegaron al departamento de Barron, respondiendo a un llamado al 911 y encontraron al pequeño en estado inconsciente, por una supuesta caída, e inmediatamente clasificaron su muerte como sospechosa.

Anthony falleció la mañana siguiente, como consecuencia de las heridas.

Según los fiscales del caso, el pequeño Anthony fue fuertemente torturado, abusado y asaltado por su madre y su novio, especialmente los últimos días de su corta vida.

Los documentos de la corte describen que Barron y Leiva flagelaron al niño con un cinturón y un cable, tiraron salsa hirviendo en su carita y lo colgaron de sus pies, para después dejarlo caer de cabeza, repetidas veces, entre otras horríficas torturas.

Familiares y amigos criticaron la falta de acción de DFCS. Aurelia Ventura/ La Opinion

La familia del menor pidió que se investigara a los trabajadores sociales que seguían las acusaciones de abuso en el hogar y que, según ellos, también tienen responsabilidad en la tortura y muerte de Anthony.

Brian Claypool, abogado de la familia, acusó al Departamento de servicios de niños y familias del condado (LA County DCFS) de ignorar los múltiples llamados de familiares y maestras pidiendo que se investiguen los alegatos de abuso en el hogar

La supervisora del condado Kathryn Barger aprobó una moción pidiendo que se investigue por qué Anthony no fue retirado de hogar donde era abusado y torturado, a pesar de los numerosos reportes a DCFS.