Mosquitos “gigantes”, la pesadilla con la que deben lidiar en Carolina del Norte tras el huracán Florence

En redes sociales, los habitantes de los sitios más afectados por el huracán han mostrado estos insectos de grandes dimensiones
Mosquitos “gigantes”, la pesadilla con la que deben lidiar en Carolina del Norte tras el huracán Florence
Estos mosquitos se alimentan de sangre.
Foto: Twitter

En redes sociales, varios habitantes de Carolina del Norte han evidenciado sobre la “pesadilla” con la que deben lidiar tras el paso del huracán Florence: mosquitos “gigantes”.

Estos mosquitos de grandes dimensiones y con rayas en las patas traen en jaque a todas las personas, ya que son “chupa sangre”, y son producto de las severas inundaciones que dejó como consecuencia este huracán que azotó a la región hace un par de semanas.

Según relata en Facebook una mujer de nombre Cassie Vadovsky, 3 o 4 días después de las tormentas, regresaba a casa luego de recoger a su hija de 4 años de la escuela y se topó con un enjambre de dichos mosquitos.

“Y ni siquiera estoy del lado de la ciudad que tuvo la mayor inundación. Imagina lo malo que podría haber terminado en otra parte”, explicó Cassie en su post.

El entomólogo Michael Waldvogel de la Universidad Estatal de Carolina del Norte explicó que estos mosquitos pertenecen a la clase de los Gallinippers o Psorophora ciliata, los cuales han aparecido rápidamente por los aires, ya que las aguas de la inundaciones pueden ayudar a reproducir huevos que de otra manera hubieran permanecido dormidos durante más de un año para incubar.

Dicha especie de mosquito puede ser tres veces más grande que los mosquitos promedio y las larvas, se sabe que se alimentan de animales acuáticos medianos y grandes. Las hembras se alimentan de grandes mamíferos, incluidos seres humanos.

Los expertos señalan que la plaga podría desaparecen en las próximas semanas, cuando poco a poco vaya entrando el frío.