Adolescente pensaba que tenía apendicitis, pero dio a luz en la cocina de su casa

“La bebé simplemente se deslizó en mis pantalones”, dijo Milaois Murphy

Milaois Murphy, una joven británica de 18 años, no se había dado cuenta de que estaba embarazada hasta que se le rompió la fuente en la cocina de su casa, con solo 26 semanas de gestación, y dio a luz a una pequeña niña.

La madre de la joven pensaba que sus dolores eran síntoma de una apendicitis, cuando en realidad había entrado en labor de parto. La bebita, a la que llamaron Harper, pesó solo medio kilogramo cuando nació.

“La bebé simplemente se deslizó en mis pantalones”, dijo Murphy al sitio Irish Mirror, y agradeció los esfuerzos de su madre por resucitar a la pequeña recién nacida, en lo que llegaba la ambulancia.

“Cuando salió, lloró muy poco y luego dejó de respirar, por lo que mi mamá tuvo que reanimarla. La bebé era del tamaño de su mano”, reveló la joven.

Murphy señaló que los servicios de emergencia se apresuraron para salvar a la niña y la tuvieron que poner en una bolsa de plástico para mantenerla en calor. La niña pasó tres meses en el área de cuidados intensivos de un hospital de Dublín, Irlanda, y tuvo dos cirugías láser en los ojos.

La joven reveló que los únicos síntomas que tuvo fueron dolor de espalda y problemas para dormir, pero jamás supo que estaba embarazada. “Esa noche estuve vomitando y le dije a mi madre que necesitaba ir al hospital. Pensamos que era mi apéndice”.

Actualmente, Harper sigue luciendo como una recién nacida, pues pesa poco menos de cuatro kilogramos, pero es el orgullo de sus padres y ha demostrado ser una bebé muy fuerte.

(Por: Telemundo)