Cruzada de respeto a las mujeres es reivindicada con doble Premio Nobel de la Paz 2018

El Comité reconoció el ginecólogo congoleño Denis Mukwege y a la joven iraquí Nadia Murad, sobreviviente de la violencia sexual

La activista iraquí por los derechos humanos Yazidi Kurdish y el médico congoleño Denis Mukwege
La activista iraquí por los derechos humanos Yazidi Kurdish y el médico congoleño Denis Mukwege
Foto: EFE/ Patrick Seeger

La lucha para combatir la violencia contra las mujeres en los conflictos armados quedó doblemente reconocida con el anuncio esta mañana en Oslo del Premio Nobel de la Paz 2018, compartido entre el ginecólogo congoleño Denis Mukwege y Nadia Murad, activista yazidí iraquí sobreviviente de ataques sexuales.

“Cada uno de ellos a su manera ha ayudado a dar mayor visibilidad a la violencia sexual en tiempos de guerra, para que los perpetradores puedan ser responsabilizados por sus acciones”, comentó el Comité Nobel Noruego.

Mukwege (63) “ha dedicado su vida a defender a las víctimas de violencia sexual en tiempos de guerra” y Murad “es la testigo que cuenta de los abusos perpetrados contra ella y contra otras”.

Con 25 años, Murad es una de las ganadoras más jóvenes en la historia de los centenarios premios Nobel. Desde septiembre de 2016 es embajadora de buena voluntad de la ONU para la dignidad de las víctimas de trata de personas. Aquel año fue galardonada junto a otra activista yazidí, Lamiya Aji Bashar, con el premio Sájarov que concede el Parlamento Europeo a la libertad de conciencia.

Previamente fue secuestrada, violada y convertida en esclava sexual por miembros del grupo terrorista Daesh, del que consiguió escapar tras tres meses de cautiverio. Luego se convirtió en activista por los derechos humanos y ha recorrido el mundo denunciando los crímenes cometidos contra las mujeres y las niñas por parte de los grupos armados.

“Tuvo el extraordinario coraje de contar su propio sufrimiento y de ayudar a otras víctimas”, afirmó el Comité Nobel, que recuerda que Murad es “una de las cerca de 3 mil niñas y mujeres que han sufrido abusos sexuales como parte de la estrategia militar del ISIS, que usaban ese tipo de violencia como un arma contra los yazidíes y otras minorías religiosas”.

Casualidad o no, el anuncio de los galardonados ha coincidido con el primer aniversario del estallido del movimiento global #MeToo, una ruptura histórica del silencio contra la violencia sexual contra las mujeres, destacó eldiario.es

Irónicamente, este año el Premio Nobel de Literatura fue suspendido debido a un escándalo de abuso sexual que llevó a una condena de dos años en Suecia del artista francés Jean-Claude Arnault, por violación de una mujer.