Dos latinos en empinada lucha por el distrito 26 de Florida van a la conquista del voto hispano

Cada estado fija sus plazos para la inscripción de votantes para participar en los comicios legislativos del próximo 6 de noviembre.
Dos latinos en empinada lucha por el distrito 26 de Florida van a la conquista del voto hispano
Dos candidatos latinos protagonizan una enconada lucha por el escaño del distrito 26 de Florida en la Cámara de Representantes, en los comicios de noviembre próximo. Foto: María Peña/Impremedia

WASHINGTON— Los votantes en Florida tenían plazo hasta este martes para empadronarse para los comicios legislativos del mes próximo, y dos latinos en la contienda por el distrito 26 afrontan una empinada lucha por conquistar a los votantes indecisos.

Por ahora, las encuestas apuntan a un virtual empate técnico entre la demócrata Debbie Murcasel-Powell, de origen ecuatoriano, y el republicano cubanoamericano, Carlos Curbelo, de cara a los comicios del próximo 6 de noviembre que definirán el control del Congreso.

En entrevista telefónica hoy con este diario, Murcasel-Powell, instó a los latinos a que salgan a votar para no dejar en manos de otros votantes su futuro.

“El poder que tenemos en este momento es el de nuestro voto; hoy era el último día para registrarse para votar en Florida… no tenemos que permitir que las pocas personas que se han motivado para salir a votar tomen las decisiones que afectan a todos“, dijo.

“Quiero que recuerden que en países como Cuba y Venezuela, la gente está peleando por el derecho de votar y tener elecciones transparentes, y es importante que ejerzamos ese derecho que tenemos en este país”, enfatizó.

La candidata expresó optimismo en que podrá vencer a Curbelo, destacando el optimismo de su base y el hecho de que en el último trimestre su campaña logró amasar $1,6 millones en nuevas donaciones, provenientes de más de 70,000 partidarios.

Esa cifra, según la campaña de Murcasel-Powell, superó por unos $60,000 la cantidad recabada por Curbelo.

Murcasel-Powell explicó que su optimismo se deriva no sólo de las donaciones sino también de encuestas recientes que le dan una leve ventaja por delante de Curbelo, el apoyo del expresidente Barack Obama, y el respaldo de sindicatos  como AFL-CIO y los “Teamsters”, y de organizaciones ambientalistas como “Sierra Club” y “Climate Hawk”.

El medio ambiente figura entre los asuntos más candentes de la contienda, tomando en cuenta que el distrito incluye parte de los “Everglades” y del Golfo de México, y el área de Key West.

Por otra parte, Murcasel-Powell consideró que la confirmación del juez conservador, Brett Kavanaugh, al Tribunal Supremo, también será otro factor que motive a los votantes a participar en los comicios, particularmente las mujeres.

“Se está traduciendo en más energía local de todas las organizaciones de base comunitarias para empadronar a votantes, algo que será clave para ganar en noviembre”, señaló.

Murcasel-Powell restó importancia a las declaraciones de republicanos que aseguran que, contrario a la “ola azul” que desean los demócratas, lo que habrá es un “tsunami rojo”, con más participación de los votantes conservadores.

“En mi distrito, los republicanos y los independientes están cansados del gobierno del presidente Donald Trump… esta Administración ha estado atacando a la comunidad inmigrante y la confirmación de Kavanaugh no va a hacer que (los hispanos) salgan a votar por Curbelo”, vaticinó Murcasel-Powell, cuyo distrito es 68,5% latino.

Pero Curbelo, de corte moderado, siempre destaca su labor bipartidista en el Congreso, adonde llegó en 2014 y ganó la reelección en 2016. Su campaña suele señalar que el llamado “Indice Bipartidista del Lugar Center lo coloca entre los legisladores de mayor trayectoria bipartidista en la Cámara de Representantes.

Es que Curbelo en ocasiones ha criticado abiertamente la política ambiental de Trump –no votó por él en 2016-, ha cuestionado sus posturas sobre inmigración y ha apoyado medidas para ayudar tanto a los Dreamers como a los beneficiarios del programa de “Estatus de Protección Temporal” (TPS), según su campaña.

La campaña de Curbelo divulgó un anuncio en el que Raymond Rodríguez- Torres narra la dura lucha de los últimos seis años por vencer el cáncer de su hija, Bella, y que gracias a dos legislaciones que apoyó el legislador ha habido avances en la investigación del cáncer entre niños.

Pero Murcasel-Powell cuestionó la trayectoria bipartidista de Curbelo, al señalar que éste ha votado por la agenda de Trump “casi un 84%” y por las posturas republicanas en un 90%, y, como ejemplo, citó su voto en 2017 por anular “Obamacare”.

La campaña de Curbelo anunció el jueves pasado su disposición a realizar dos debates televisivos con Murcasel-Powell con las cadenas Mega TV y Univisión entre esta semana y la siguiente.