Mascarillas caseras japonesas para lucir más joven que nunca

Si aplicas esta mascarilla tres veces a la semana, empezarás a notar grandes cambios en un mes

En Oriente, la belleza de las mujeres destaca por su piel delicada y de aspecto juvenil. 

Lo consiguen porque se cuidan mucho, prestando especial atención a  la piel para que no pierda tersura ni brillo. Para ello usan mascarillas a base de cremas naturales.

Estas mascarillas tienen entre sus principales componentes el arroz, un cereal que contiene vitamina B en abundancia.

La vitamina B  enriquece no solo la piel, sino también las uñas y el cabello, regenerándolos de una manera completamente natural.

El efecto antiarrugas del agua de arroz es un arma importante para eliminar las células muertas, manchas dejadas por el acné y reafirma tu piel como nunca imaginaste.

Si las aplicas regularmente, conseguirás que tu piel luzca y se sienta muy suave, ya que es un exfoliante natural. Contiene ácido pítico, que exfolia la piel de forma natural rejuvenecimiento el rostro.

Además, el arroz te protege del sol y te regenera e hidrata gracias al ácido linoleico. También contiene antioxidantes de amplia acción que fomentan la producción de colágeno.

Si quieres hacer tu misma una mascarilla de arroz para tu piel estos son los ingredientes que necesitarás.

3 cucharadas de arroz.
1 cucharada de leche.
1 cucharada de miel de abeja.
½ litro de agua.

Modo de preparación

Debes hervir el agua con las 3 cucharadas de arroz. Una vez que haya hervido, sepáralo y agrégale la cucharada de leche. Por último agrega la miel y mezcla hasta que se formar una consistencia sólida y uniforme.

Lo mejor es que te apliques la mezcla cuando tengas la piel limpia y seca, sin rastro de maquillaje. Déjala actuar unos 15 minutos y luego retírala con mucha agua.

Así de fácil, natural y económico, ¡atrévete con los secretos de belleza más naturales!