Revitalizando el río Los Ángeles

Planes y proyectos de beneficios múltiples para los angelinos
Revitalizando el río Los Ángeles
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Desde las montañas Santa Susana y los cerros Simi hasta llegar al mar, el río Los Ángeles se extiende 51 millas, de Canoga Park, en el valle de San Fernando, hasta Long Beach.

A partir de octubre, cuando comienza la temporada de precipitaciones en LA, el agua pluvial, así como el sobrante de agua que puede provenir de riego excesivo, o de lavado de autos, entre otros, arrastra basura, aceite o excremento de mascotas que las personas tiran en las calles y alcantarillas, y los deposita en el río y en el océano.

Para combatir su contaminación y controlar inundaciones, en 1996 se creó un plan maestro (Master Plan) para su revitalización y desde entonces, el Departamento de obras públicas del condado ha realizado proyectos de múltiples beneficios, que incluyen áreas de recreación, sistemas de limpieza del agua y de protección de inundaciones y restauración del hábitat natural para las plantas y animales indígenas de la zona.

“Desde la creación del Master Plan, ha habido más de cien proyectos para revitalizar el río”, indicó Carolina Hernández, ingeniera civil del Departamento de obras públicas. Hernández explicó que, en los próximos 18 meses, el Departamento de obras públicas tiene planeadas reuniones con los residentes de las distintas comunidades a lo largo del río, para conocer sus necesidades y planear los próximos proyectos, considerando sus comentarios y sugerencias.

Los interesados en comentar o involucrarse en el proyecto, pueden visitar www.larivermasterplan.org.

En su camino al mar, el río Los Ángeles atraviesa 17 municipalidades, así como numerosas comunidades no incorporadas. Alrededor de un millón de residentes angelinos viven a una milla del río.

El proyecto incluye caminos al lado del río y vegetación indígena. Aurelia Ventura/La Opinion

Humedales de Long Beach

Uno de los proyectos de revitalización del río Los Ángeles son los humedales Dominguez de Long Beach, también conocidos como Dominguez Gap Wetlands, que fueron completados en 2008, a un costo de $7.1 millones de dólares.

Estos humedales constituyen un sistema multiuso que limpia el agua del río, evita inundaciones y al mismo tiempo ofrece áreas de recreación con caminos para bicicletas, peatones, e incluso para uso ecuestre, así como un hábitat natural para plantas, peces y aves autóctonos de la zona, explicó Kerjon Lee, gerente de comunicaciones del Departamento de obras públicas del condado, durante un recorrido por la zona.

“El sistema bombea el agua del río y la dirige al humedal, donde las plantas indígenas filtran los contaminantes y basura antes de que llegue al mar”, explicó Ryan Buttler, del Departamento de obras públicas.

“El plan es capturar el agua lo antes posible, antes de que llegue contaminada al océano, y a la vez ofrecer al público áreas de recreación y un hábitat natural”, agregó Jolene Guerrero, ingeniera civil del Departamento de obras públicas.

Los humedales son hogar de aves y animales autóctonos. Aurelia Ventura/La Opinion

La última línea de defensa

Otro de los proyectos para limpiar el río, se encuentra en la boca del río, sur del bulevar Ocean, también en Long Beach. Este sistema innovador se creó en el año 2000 para recolectar basura y escombros y evitar que terminen en el océano. Gracias a este proyecto, cada año se recolectan aproximadamente 1,200 toneladas de vegetación, basura y escombros, entre 80 y 100 toneladas diarias.

“Esta es la última línea de defensa para colectar la basura del río antes de que desemboque en el océano”, explicó Lee. El Departamento de obras públicas tiene planeado extender dicho sistema a la ribera este del río.

Medida W

En noviembre 6, los angelinos podrán votar a favor o en contra de la Medida W, conocida como Programa de agua limpia y segura, y cuyos fondos serán destinados a proyectos de infraestructura de aguas pluviales, en el condado de Los Ángeles.
La propuesta agregaría 2.5 centavos a los impuestos a la propiedad, por cada pie cuadrado de superficie impermeable ubicada dentro del Distrito de control de inundaciones del condado de LA. De pasar dicha medida, se podrían recolectar alrededor $300 millones de dólares al año para dichas obras.

Para más información sobre el río y los proyectos de revitalización, puedes visitar http://lowerlariver.org/ o www.larivermasterplan.org.