Asesinos seriales en México: El monstruo de Ecatepec, el canibal de la Guerrero y la mataviejitas

Los mexicanos aún no dan crédito a las declaraciones del reciente asesino serial llamado "El monstruo de Ecatepec"
Asesinos seriales en México: El monstruo de Ecatepec, el canibal de la Guerrero y la mataviejitas
Juana Barraza, "La Mataviejitas".
Foto: Twitter

MÉXICO – El caso del llamado “Monstruo de Ecatepec ha impactado a los mexicanos en los últimos días. El sujeto fue identificado como Juan Carlos “N”, quien fue detenido hace unos días junto a su pareja Patricia “N”, que con sus declaraciones han dejado con impresionados y sin palabras a los mexicanos.

El asesino serial, se ha ganado el mote de “El Mostruo de Ecatepec” y no ha sido gratis, por el sadismo y la cantidad de mujeres que asegura haber matado, sin dejar de lado las fuertes declaraciones que ha hecho ante las autoridades mexicanas. como la que su meta era matar a 100, pero “solo mató poquitas”.

El sujeto ha declarado los asesinatos de al menos 20 mujeres. Su bastión era en el municipio de Ecatepec, en el Estado de México, una de las localidades con el mayor número de feminicidios. 

“Prefiero que mis perros se las coman, a que ellas me sigan robando mi oxígeno”, eso dijo el presunto asesino durante su evaluación psicológico

Y no solo eso sino que cometía actos de canibalismo con sus víctimas, tras degollarmas, cortaba algunas partes que se comía junto con su pareja, en alguna ocasión hizo bisteces con una de sus víctimas, de acuerdo a la declaración de una de las madres de las mujeres asesinadas por “El Monstruo de Ecatepec”.

En otra ocasión, con partes del cuerpo hizo pozole, que comió con Patricia, quien enganchaba a las víctimas para su pareja.

Pero es es solo uno de los asesinos seriales que han impactado en los últimos años a los mexicanos.

Lea toda la información de El Mostruo de Ecatepec

“El coqueto”

En el 2012 se dio a conocer el caso de César Armando Librado Legorreta alias “El Coqueto”, que fue capturado por violación y asesinato.

“El coqueto” era un chofer de micobús que operaba en el Estado de México, su modus operandi era aprovecharse de las mujeres que se quedaban solas en la unidad.

El asesino admitió ocho violaciones y siete asesinatos, la última mujer de la que abusó logró sobrevivir y fue quien lo denunció. El sujeto la arrojó a un lote baldío tras abusar sexualmente de ella, pensó que la había matado y arrojó su “cadáver”.

Sin embargo, la mujer sobrevivió.

“El coqueto” fue sentenciado a 240 años de prisión.

“El Sádico o matagays”

Raúl Osiel Marroquín es conocido como “El sádico” o “Matagays. Se encargaba de conquistar a personas homesexuales para después llevarlas a su departamento, en la Ciudad de México. Los torturaba, asfixiaba y después mutilaba.

“De hecho ahora que estoy detenido tengo información de que una de mis víctimas era portador del VIH. En cierta manera evité la propagación de ese virus”, dijo durante una de sus declaraciones.

Los restos los metía en maletas que después abandonaba en las calles de la capital mexicana.

Fue detenido en el 2006 y acusado de secuestrar a seis personas y de matar a cuatro personas.

Purga una pena de 288 años de prisión.

El canibal de la Guerrero

Otro caso que conmocionó a la sociedad mexicana fue el del José Luis Calva Zepeda, mejor conocido como “El canibal de la Guerrero”, quien fue detenido en el 2007 tras asesinar a su novia, cuyos restos fueron hallados en su departamento.

Unas partes estaban guisadas, ya servidas para “comer” y otras partes estaban en una olla sobre la estufa, mientras que el tronco estaba en el refrigerador.

Las escenas fueron impactantes y difundidas en la prensa mexicana.

Se le acusó de matar al menos a tres mujeres, entre ellas a su esposa y madre de sus hijos.

“El canibal de la Guerrero” se suicidó solo a los dos días de haber sido detenido.

“La Mataviejitas”

En los asesinos seriales de los últimos años, no se puede dejar de mencionar a  Juana Barraza, conocida como la “Mataviejitas” y que sus víctimas fueron mujeres de la tercera edad.

Barraza fue detenida en el 2006 tras años de haber asesinado a mujeres ancianas en la Ciudad de México y su zona conurbada.

A la asesina serial se le atribuyeron 17 homicidios.

Su modus operandi era ganarse la confianza de las ancianas, quienes la invitaban a pasar a su casa, tras un tiempo de mostrarles cariño y lealtad, las asesinaba,

Barraza fue sentenciada a 754 años de prisión.