Transexuales en Veracruz, entre la muerte y los concursos de belleza

La reciente agresión en la entidad es el caso de Jhoana, una transexual que fue secuestrada y asesinada
Transexuales en Veracruz, entre la muerte y los concursos de belleza
Ola de violencia en México.
Foto: EFE/Archivo

MEXICO.- Lo último que escuchó la familia de Jhoana a través del teléfono fueron gritos de dolor por tortura. La mujer transexual de 31 años, quien radicaba en el municipio de Coatzacoalcos,  Veracruz, fue secuestrada a mediados de septiembre; días después, su cuerpo apareció tirada en un descampado, estrangulada con un trapo.

Poco antes de este crimen, la oficina de Derechos Humanos del Alto Comisionado  de la ONU, lanzó una alerta al gobierno de Veracruz a través de su representante en México, Jan Jarab, quien se dijo abiertamente preocupado por el estado que ocupa el primer lugar nacional por el número de crímenes de odio, particularmente contra los transexuales.

Según datos de la comunidad Lesbico, Gay, Bisexual, Trans e Intersexual (LGBTI)en el estado del sureste mataron a 21 transexuales de forma violenta en 2017 y en lo que va del presente año suman 18 con violencia extrema: a Jhoana o “Alaska Bout”, Reina Gay de Belleza 2018, uno de los casos más recientes, le enredaron una alambre de púas en el cuello hasta cortarle la vida.

“El estado tiene la responsabilidad de adoptar medidas para prevenir los asesinatos motivados por el odio, las agresiones violentas y la tortura”, advirtió Jarab.

Las razones por las cuales Veracruz encabeza la lista de crímenes de este tipo están relacionadas con la violencia generalizada que vive el país, pero se ensaña más con los grupos minoritarios como es el caso de las sexualidades diversas, explica Luis Geovani Perez, representante de LGBTI en Coatzacoalcos.

“El machismo se radicaliza entre los grupos del crimen organizado por la cultura de la virilidad que, según ellos, los hace valientes”.

El caso es que la cultura en contra de la diversidad sexual prevalece a pesar de leyes avaladas por la Suprema Corte de Justicia que ha fallado a favor del matrimonio gay o de otorgar actas de nacimiento a las personas que hayan cambiado su sexo a través de tratamientos quirúrgicos u hormonales.

Para dar otro paso adelante, Karla Grijalba, una belleza transexual en Veracruz, inició en días recientes una campaña para que le permitan concursar por el reinado del Carnaval de Verecruz: ella está envalentonada por casos como el de Angela Ponce, la transgénero que ganó la corona como Miss España.

El evento es uno de los más populares eventos de belleza en el país y este año se conmemora medio milenio de la fundación del puerto de Veracruz por lo cual  la reina del Festival de Veracruz sería un “símbolo de la lucha” y una escalada para dejar atrás los prejuicios “Las reglas del evento no me lo impiden”, dijo Grijalba a la prensa local y lanzó a los veracruzanos una papa caliente.

En opiniones encontradas el presidente de la Asociación de Jarochos LGBTI no lo tomó a bien. “Se está perjudicando a la lucha trans y a la fiesta polemizando el asunto”. En cambio, el vocero de la diócesis local,  dijo que “respetaba” a la comunidad LGBTI pero la decisión de permitir que uno de los miembros participe en el carnaval “es responsabilidad del comité organizador”.

“De la sociedad se puede esperar todo, pero yo voy a luchar por mis sueños”, retó Grijalba, de 33 años, empresaria, dueña de una peluquería, al anunciar su decisión. Horas después se supo que habían matado a Dayana en el municipio de Acayucan. También era estilista.