Conmovedor: El terrible obituario de una drogadicta, madre de un niño de 4 años

El texto se ha vuelto viral por su dureza y su honestidad
Conmovedor: El terrible obituario de una drogadicta, madre de un niño de 4 años
Madelyn Ellen Linsenmeir con su pequeño Ayden.
Foto: Twitter @OberandOut

La primera vez que Madelyn Ellen Linsenmeir consumió un opiáceo fue durante una fiesta de la secundaria, cuando probó OxyContin. Ahí comenzó su adicción a las drogas y su lucha para vencerla. Pero Madelyn perdió la batalla: murió hace unos días, el 7 de octubre, a los 30 años de edad. Le sobrevive su hijo Ayden, de 4 años.

Su familia publicó un obituario que se ha hecho viral por su franqueza y su honestidad: “Para algunos, Maddie era sólo una drogadicta; cuando supieron de su adicción, dejaron de verla. Y qué pérdida para ellos, porque Maddie era hilarante, cálida, audaz y resistente. Podía y quería hablar con cualquiera, y cuando estabas en su compañía querías quedarte”, dice el texto.

“Amaba a su hijo más que a nada en el mundo (…). Transformó su vida para cuidarlo. Todas las tardes, sin importar el clima, lo ponía en un cargador y lo llevaba a caminar. Le cantaba en lugar de hablarle, llenaba su vida con una canción“, narra el conmovedor obituario.

Madelyn era adicta a los opiáceos, una condición que crece en Estados Unidos cada año de manera alarmante. Según el Instituto Nacional para el Abuso de Drogas, más de 72,000 personas murieron por sobredosis de drogas en 2017, miles de ellas atrapadas por la llamada “crisis de los opioides”, liderada por sustancias como el fentanilo, la oxicodona y la heroína.

La lucha de Madelyn fue tan fuerte, que su familia decidió compartir su historia en un obituario como una forma de crear conciencia sobre este problema de gran magnitud que miles de familias enfrentan diariamente en el país.

“Cuando Ayden nació, Maddie se esforzó implacablemente para mantenerse sobria, más de lo que nunca se ha visto a nadie intentar algo. Pero recayó y finalmente perdió la custodia de su hijo, una pérdida que fue insoportable“, describe el texto. “Especialmente durante los últimos dos años, su enfermedad la llevó a lugares de increíble oscuridad, y esta oscuridad se agravó, ya que cada cosa indescriptible que le sucedía y cada cosa horrible que hacía por su enfermedad, aumentaba exponencialmente su dolor y su vergüenza”.

Los servicios funerarios se realizarán el 21 de octubre en Burlington, Vermont. “Aunque hubiéramos pagado cualquier rescate para recuperarla, cualquier precio en el mundo, esta enfermedad no la dejaría ir hasta matarla”. Madelyn murió acompañada de su familia.

“Si estás luchando contra la adicción, debes saber que cada respiración es un nuevo comienzo. Debes saber que cientos de miles de familias que han perdido a alguien por esta enfermedad están orando por ti y alentándote. Debes saber que creemos con todo nuestro corazón que puedes y lo lograrás. Nunca es demasiado tarde”, señala el texto.

El obituario de Madelyn Linsenmeir es tan honesto y conmovedor que ya se ha vuelto viral y ha sido calificado como uno de los obituarios más hermosos que se hayan escrito.

Alrededor de la web