Meghan Markle, la duquesa de Sussex, impulsa los diseños de su amiga Serena Williams

La duquesa viste la ropa diseñada por la famosa tenista, y Williams lo celebra en Instagram
Meghan Markle, la duquesa de Sussex, impulsa los diseños de su amiga Serena Williams
Meghan Markle, la duquesa de Sussex.
Foto: Yui Mok - WPA Pool/Getty Images

En cada una de las apariciones públicas de la duquesa de Sussex, Meghan Markle, independiente del motivo de la misma, todas las miradas se centran casi automáticamente en sus atuendos: todo ello debido a su estatus de icono de estilo, su capacidad para hacer que las existencias de cualquier prenda que luzca se agoten en cuestión de horas y, en los últimos meses, también por la curiosidad de descubrir si los rumores ya confirmados de su embarazo eran ciertos.

Como no podía ser de otra forma, en su actual gira oficial por Australia, la primera en la que se embarca, cada uno de sus looks está siendo analizado al detalle y ella parece haber querido aprovechar esa oportunidad para hacerle un pequeño favor a una de sus mejores amigas.

De cara a uno de los actos que tenía fijados este martes en Dubbo, la esposa del príncipe Harry eligió un conjunto muy cómodo compuesto por unos pantalones negros, una blusa blanca y una favorecedora americana de cuadros que pertenece a la línea de ropa diseñada por Serena Williams. A la tenista, que mantiene una estrecha amistad con la antigua actriz desde mucho antes de su reconversión en royal, no se le ha escapado que el gesto que ha tenido Meghan supone una publicidad impagable y se lo ha agradecido públicamente a través de las redes sociales.

Esta es la cara que se te queda cuando te das cuenta de que Meghan y tú tienen la misma chaqueta“, ha escrito la deportista en su cuenta de Instagram junto a una fotografía suya muy sonriente y otra de la duquesa.

Aunque Meghan tuvo que cerrar su cuenta en esa plataforma antes de su enlace, sin duda el mensaje de su amiga no tardará en llegar a sus oídos. Por el momento, en la página web de Serena la foto de la duquesa con la blazer en cuestión, que cuesta $145 dólares y ya se ha agotado, ocupa un lugar de honor.