Paella y Vino, una combinación para chuparse los dedos

El fin de semana pasado, el sabor español congregó a decenas de angelinos en Pershing Square

El sábado pasado, decenas de angelinos se dieron cita en Pershing Square, en el centro de Los Ángeles, para degustar distintos tipos de paella y disfrutar de la música, los bailes españoles y la buena compañía.

En entrevista con La Opinión, Armando Rodiel, creador de L.A. Paella Wine & Beer (Paella, vino y cerveza), contó que la idea del festival nació cinco años atrás, cuando un cliente de su servicio de comidas, o “catering” le propuso hacerlo. El primer evento  tuvo lugar en San Diego.
Esperábamos 300 personas y llegaron 1,500. Esto me confirmó que existía un mercado en EEUU para este tipo de eventos”, recordó Rodiel. “La paella y este festival son una manera de compartir y trasmitir las costumbres de mi país”.

Durante el evento, los distintos chefs compitieron por la mejor paella. El finalista viajará a Valencia, para el torneo mundial de la paella, donde participan 12 países del mundo. Este año se realizarán dos festivales más en México y tres en California.

Bailarinas de Flamenco: Carolina Salinas, Maribel González, Liliana Medina y María Mendoza.

Con sabor a España

La paella es un plato tradicional de Valencia, España, a base de arroz, pollo, tomate, azafrán y judías verdes. Pero existen diferentes versiones del plato valenciano.
“En España, todos los domingos hacemos paella. Es un plato social, una comida de amistad, buen humor y cosas positivas. La paella hace feliz a la gente”, aseguró Rodiel.

El fundador del evento también recalcó la participación de bandas de música locales y de las bailarinas de danzas tradicionales.

Carolina Salinas, una de las bailarinas de flamenco, contó que aprendió la danza desde pequeña. “Lo que más me gusta es la pasión y la emoción de la danza”, compartió, minutos antes de salir a bailar con sus compañeras.

Isabel Agraso fue una de las tantas angelinas que llegó a Pershing Square para compartir la experiencia.

“La verdad que está todo riquísimo”, opinó la inmigrante argentina, quien confesó que “en general no me gusta la paella, pero se ve que cuando la saben hacer, sí sabe muy bien”.

Jeff Hoch, otro de las participantes, contó que había llegado de Seattle, interesado en probar la paella del festival.

Jesús Romero prepara tapas y la paella tradicional valenciana.

La ‘cuchara’ del Chef

“La paella es un plato muy personal”, indicó Doña Juana Faraone, dueña de La Española Meats, una tienda de productos importados típicos de España. La “cuchara” es lo que hace única y diferente a una paella de otra”.

Faraone explicó que para el plato valenciano se utiliza aceite de oliva especial, “no cualquier aceite”, y arroz bomba, un arroz corto y que absorbe más el sabor. “Generalmente se pone el arroz en forma de cruz, pero hay quienes lo hacen a su manera”.

“Preparar la paella lleva un par de horas, pero eso es parte de la experiencia”, señaló Jesús Romero, Chef y dueño de Social Paella. “Especialmente en momentos como estos, en que la gente está tan absorbida con sus teléfonos celulares, parte de la paella es la reunión entre amigos. Es un evento para socializar”, agregó.

Romero prepara la paella tradicional valenciana y también “tapas”, esto es, bocadillos para comer con la mano que incluyen tortilla española (hecha a base de papa y huevo), pan con tomate y jamón serrano, entre otros. Al igual que Rodiel, Romero creció comiendo paella los domingos, con su familia.

“En España, es el hombre el que la prepara”, acotó Faraone. “Se comparte una copa de vino o de cerveza y se conversa mientras se hace la paella. Para que la paella salga bien, hay que estar de buen humor”.

De la ‘lonchera’ a la mesa

Benjamin Schuster, chef y dueño de Got Paella, diseñó una “lonchera” especial para preparar y vender el plato, como una extensión de su servicio de catering. El plato valenciano es muy popular en eventos corporativos, bodas y otras fiestas especiales.

“Lo lanzamos como una oportunidad para atraer a la gente que quizás no conoce el plato y no quiere correr el riesgo de pagar una gran cantidad de dinero”, explicó Schuster. “Hay quienes se creen que es arroz con pollo, cubano o mexicano, y cuando la prueban, se sorprenden.

Schuster prepara una variación vegana, con espárragos, repollitos de brusela, champignons y pimientos “shishitos”. Al igual que Rodiel y Romero, Schuster aprendió a hacerla de su madre.

“Yo mantengo la receta tradicional y única de Cataluña”, aseguró.

¿Cuál secreto de una buena paella?
“Secretos son secretos”, respondió sonriendo.