En operación, centros de acopio para la Carava Migrante en México

Se espera el arribo de los migrantes en los próximos días
En operación, centros de acopio para la Carava Migrante en México
Centro de Acopio y Ayuda a Migrantes de Brigada Callejera.

MEXICO.- Arroz, frijol, papel de baño, agua, ropa, pañales, atún,  toallas sanitarias, pastillas anticonceptivas y hasta pruebas de VIH. La sociedad civil mexicana se organizó en centros de recolección en la frontera sur de país y en la capital mexicana para enviar apoyo a la Caravana Migrante que se encamina desde Chiapas camino a Estados Unidos.

Aunque el apoyo no ha tenido el mismo nivel de convocatoria que en otros eventos de desastres naturales como sismos e inundaciones, poco a poco se suma a la colecta que arrancó oficialmente el fin de semana.

En las oficinas de la Coalición Binacional contra Trump en la Ciudad de México, Juventino Montiel, dirigente de la organización, advirtió que será hasta el martes cuando esperan recibir la mayor cantidad de donativos tras su convocatoria a una marcha desde la embajada de Estados Unidos a la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Esta ayuda se sumará a seis tráileres de víveres que pretenden traer desde Estados Unidos con apoyo del sacerdote José Landa desde Chicago. “Durante el terremoto del año pasado logramos reunir 80 toneladas y calculamos que ahora serán 40 aproximadamente”.

En Tapachula, Jaime Montejo, director de la Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer Martínez, reveló a este diario que, durante el paso de la Caravana Migrante que entró por la fuerza el pasado viernes a territorio mexicano, su organización logró aplicar 250 pruebas de VIH y sífilis y entregó alrededor de 750 pastillas del día después.

“Tres personas salieron positivos en la prueba de VIH y dos de ellas pedirán refugio en México. Creemos que con el tratamiento retroviral adecuado podrán tener una mejor vida y podrán dejar transmitir el virus además de que se les abrirá un expediente médico”, advirtió Montejo, cuya organización mantendrá durante dos semanas el mismo tipo de ayuda y otros donativos para los centroamericanos que cruzan la frontera.

En otros centros de recopilación de la capital mexicana como el Café Rococó, en la colonia Condesa, esperan que en el transcurso de la semana los donativos se multiplican pues hasta este lunes sólo una persona de nacionalidad argentina había acudido al lugar para donar una cobija, papel de baño y un poco de ropa.

“Nos han llamado seis personas para preguntar qué pueden traer y los esperaremos hasta mediados de noviembre (el tiempo que puede durar la caravana en atravesar el país hasta el norte, si los dejan)”, dijo Niza Reynoso, recepcionista de Rococó.

En el estado de Chiapas, vecinos de algunos de los poblados se han organizado para dar de comer a gente de la caravana que ha clamado, principalmente, por alimento. Sin embargo, en los estados del centro, donde hay menos contacto con el fenómeno migratorio, se prevé una mayor hostilidad, aunque no se descartan sorpresas organizadas por asociaciones civiles.