Hay plástico hasta en las heces humanas

Usamos plástico, comemos plástico y defecamos plástico
Hay plástico hasta en las heces humanas
Literalmente, estamos comiendo plástico.
Foto: Shutterstock

El plástico es prácticamente omnipresente. Hay plástico en el mar, en la tierra, en los lagos, en los peces, en el agua potable, en la sal y, evidentemente, en el organismo humano también.

Por primera vez, los científicos demostraron que la contaminación con este material sintético es sumamente grave, tanto que el plástico vive en nuestros intestinos y es desechado a través de las heces.

La Agencia del Medio Ambiente de Austria y la Universidad Médica de Viena realizaron un estudio en ocho personas de Rusia, Europa y Japón. Lo que encontraron es un ejemplo de qué tan presente está el plástico en la cadena alimenticia: todas las muestras de heces de los participantes contenían nueve plásticos diferentes en partículas de entre 50 y 500 micrómetros.

Por cada 10 gramos de excremento, hallaron 20 partículas de microplástico. Los sintéticos con mayor presencia fueron el polipropileno, que es el plástico que se utiliza para envolver alimentos, equipo de laboratorio, partes automotrices y para producir algunas películas transparentes; y el tereftalato de polietileno, el famoso PET que se usa para embotellar bebidas y en algunos textiles.

El plástico se alojan en el organismo humano a través del agua que bebemos, lo que comemos, los productos cosméticos que a menudo contienen plástico y los objetos de plástico más grandes que en el mar, se descomponen debido al calor y la fricción del agua.

Los científicos expresaron su preocupación ante la presencia del plástico en los intestinos humanos y cómo este factor puede incidir en las enfermedades gastrointestinales.

De acuerdo con un reporte de The Guardian, Philipp Schwabl, investigador de la Universidad Médica de Viena, advirtió que las partículas microplásticas más pequeñas pueden entrar en el torrente sanguíneo, el sistema linfático y el hígado, lo que podría afectar la capacidad inmunológica del sistema digestivo y ayudar a transmitir químicos tóxicos y patógenos entre los órganos.

Los investigadores instaron a la población mundial a usar menos plástico en su vida diaria, pues cada minuto se compra un millón de botellas de plástico en el mundo y alrededor de 8 millones de toneladas de residuos plásticos se vierten al mar cada año.

Alrededor de la web