Kevin de León quiere jubilar a Dianne Feinstein

La actual senadora federal lleva una ventaja sobre el político latino, según una encuesta reciente
Kevin de León quiere jubilar a Dianne Feinstein
Las personas mayores dijeron que confían en Kevin de León, autor de la ley santuario de California y fiel defensor de los inmigrantes. (Jorge Luis Macias, Especial para La Opinión)

Más que los puntos débiles de la veterana senadora Dianne Feinstein, Kevin de León critica de ella “su falta de valor para luchar contra este presidente [Donald
Trump] que sigue insultando nuestra honra y dignidad”. De León, de 51 años de edad quiere cambiar esa retórica y para ello visita personalmente a los votantes en lugares donde Feinstein nunca ha puesto un pie: el parquet Salazar del Este de Los Ángeles.

“Veo la historia mía en cada uno de ustedes”, dijo a hombres y mujeres mexicoamericanos de la tercera edad. “Cada uno de ustedes es mi gente de Estados Unidos por quienes lucho, particularmente por la retórica [de odio y racismo] de Washington”.

En plena campaña al Senado federal y con el respaldo del partido demócrata de California, el político latino quiere jubilar para siempre a Feinstein, de 85 años de
edad y senadora federal desde 1992.

“Creo que todos estamos cansados de que nos sigan insultando y merecemos respeto”, dijo De León. “Nadie de ustedes cruzó una frontera para ser criminal, un flojo o un pandillero, todos venimos a buscar el sueño dorado y nunca para pedir limosna”.

Lucha por los más desvalidos

Recibido con ovaciones y admiración por las personas mayores, indicó que su postulación se debe a una lucha “por nuestros valores, por la defensa de nuestra dignidad.

El autor de la ley SB 54 o Ley del Estado Santuario para California precisó que en los últimos 100 años los mexicanos y los inmigrantes no habían experimentado
una vida llena de tiempos “muy peligrosos”.

 

Las personas mayores dijeron que confían en Kevin de León, autor de la ley santuario de California y fiel defensor de los inmigrantes. (Jorge Luis Macias, Especial para La Opinión)

“Quiero ser una voz fuerte en Washington y tener el valor para defender a nuestra gente que trabaja en este país”, dijo. “Mi campaña es metafóricamente la historia de millones de migrantes cuyas familias llegaron [a Estados Unidos] sin ningún centavo; gente que luchó, que trabajó con el sudor de su frente y se sacrificó por alcanzar sus metas”.

Aunque la senadora Feinstein tenía una ventaja de 16 puntos sobre De León, según una encuesta del Instituto de Políticas Públicas de California (PPIC) dada a conocer el 22 de octubre, De León expuso que la multimillonaria senadora Feinstein “lleva más de medio siglo como política y de ellos un cuarto de siglo como senadora federal…creo que es hora de un cambio hacia otra visión, una visión que se enfoque en el bienestar de las familias de California”.

De acuerdo con el PPIC, la octogenaria política tenía una ventaja de 3 a 1 entre los probables votantes demócratas. Sin embargo, los activistas progresistas que respaldaban a Bernie Sanders – llamados “Bernicrat” y dominantes del partido demócrata – están en desacuerdo con los demócratas de alto rango como Feinstein.

Ellos, y De León, han sido muy críticos con el relative centrismo de Feinstein durante más de un cuarto de siglo en el Senado, y sugirieron que ya había estado en el
cargo demasiado tiempo y que sus posturas estaban estaba fuera de la realidad que viven los californianos.

“Por nuestra comunidad [latina] poco o nada ha hecho, u objetivamente ha hecho muy pocas cosas por el bienestar de nuestra gente”, expresó De León. “Eso sí, votó a favor de las guerras de Irak y Afganistán que nos han costado más de 6 trillones de dólares”.

Feinstein, a favor de los ricos y contra inmigrantes

Añadió que Feinstein votó a favor de los recortes de impuestos que favorecieron a los más ricos del país “como ella” y también lo hizo por la construcción de un
muro hace una década, antes de la llegada de Donald Trump.

“Ella siempre ha tomado una postura fuerte en contra de los inmigrantes”, expresó el exlíder del senado estatal.

En efecto, durante su campaña de reelección contra el republicano Michael Huffington, Feinstein dijo que “la forma de proteger la puerta de entrada de la inmigración legal es cerrar la puerta trasera de los inmigrantes ilegales, que no puedes controlar y no puedes prever”.

Sin embargo, tanto ella como Huffington revelaron que habían contratado indocumentados para que cuidaran sus niños e hicieran la limpieza en sus casas.
También en la década de los años 90, la senadora Feinstein declaró a la cadena televisiva C-SPAN: “Creo que deberíamos hacer cumplir [las leyes en] nuestras
fronteras. Tener una situación donde el 40 por ciento de los bebés nacidos de Medicaid en California que nacen hoy de inmigrantes ilegales crea un problema muy real para el estado que está en déficit … tener el 17 por ciento de nuestra población carcelaria a un costo de $300 millones por año son inmigrantes ilegales que vienen aquí y cometen delitos graves; de eso no se trata esta nación”.

Hijo de una madre soltera -Carmen Osorio Núñez -que se dedicó a limpiar casas de millonarios en el exclusive complejo residencial de La Jolla, De León, quien ha
escalado alto en la política y que de ganar la elección podría convertirse en el primer senador federal de origen latino en la historia de Estados Unidos, dio a conocer cinco razones por las cuales los votantes deberían elegirlo: “Soy un hombre luchador, sin duda alguna; he dedicado mi vida en las trincheras para mejorar las condiciones humanas y de vida de las familias trabajadoras; soy el autor de la ley del Estado Santuario de California, quiera o no, le guste o no al presidente [Trump]; soy el negociador principal del salario mínimo de $15 la hora, y soy hijo de una madre soltera que solamente estudio hasta el tercer año de primaria y que nunca se rajó como yo, que peleó y defendió su dignidad y deseo de salir adelante en la vida”.

 

El aspirante al Senado federal, Kevin de León, ayuda a una mujer de la tercera edad a revisar una boleta electoral. (Jorge Luis Macias, Especial para La Opinión)

 

Votar contra los racistas

“Hay que votar en contra de la gente racista”, arengó María Ruiz, a decenas del grupo de Amigos del Parque Salazar que visitó el expresidente del senado estatal,
De León, aspirante a desbancar a la o senadora Feinstein.

“Pero, si voto por usted ¿Nos va a responder?”.

“Usted es una mujer franca y transparente”, respondió De León. “Claro que no les fallaré. Yo estoy aquí con ustedes, porque reflejan mi propia historia. Ella [Dianne
Feinstein] ni siquiera pondría jamás un pie aquí”.

Chris Mojica, líder principal del gurpo, leyó y entregó una carta a De León que escribió antes de Noviembre de 2016, en la que describía los momentos que vivirían los latinos si no salían a votar:

“Si es elegido presidente de los Estados Unidos el señor Donald Trump va a DEPORTAR a quienes se encuentren ilegalmente, incluyendo a los niños que nacieron aquí. En el pasado durante la Gran Depresión ellos expulsaron a nuestra gente a México, aun cuando habían nacido aquí.

Durante la Segunda Guerra Mundial, ellos pusieron a nuestros buenos amigos Japoneses Americanos en campos de concentración. Ellos los llamaron campos de
relocalización”.

Mojica, de 84 años de edad, anotó: “Este hombre es muy peligroso. Hace promesas a la gente que son muy peligrosas. Registremos a 5,000 votantes. La situación es crítica. Yo tengo 84 años y estoy preocupado y los jóvenes deberían estar preocupados. Es su bienestar y el de sus familias”.

Mojica no se equivocó sobre Trump.

“Haz que tu voto cuente”, escribió al final de la carta. Ahí sí falló su vaticinio. Los latinos no salieron a votar y sufren las consecuencias ahora.

Por lo pronto, los mayores ya hicieron su parte. Registraron a 900 nuevos votantes para la elección del 6 de noviembre.

“O salimos a votar, o nos van a botar [repatriar] ”, advirtió De León.

Espacio de Promoción.