Más poder para las mujeres

El conferir poder e igualdad a mujeres es el trabajo de todos, es el mío y es el suyo. Todos nos vamos a beneficiar.
Más poder para las mujeres
Una pequeña placa en la escultura dice: "Conozca el poder de las mujeres en el liderazgo. ELLA marca una diferencia".
Foto: EFE

Las mujeres fuertes nos rodean. Están en nuestras familias y en nuestros trabajos.

Desafortunadamente, esa fuerza no es sinónimo de poder en nuestra sociedad. Esto es algo que necesitamos cambiar.

Las mujeres deberían gozar de igualdad económica.
Nuestra sociedad debe poner un alto al acoso sexual.
California necesita más mujeres como líderes políticas.

Recientemente, di una plática durante una cumbre de empoderamiento de mujeres que reunió a expertos para enfrentar el aspecto económico de esta situación.

La paridad económica entre hombres y mujeres es importante, no solamente para mujeres sino para el bienestar general de nuestras comunidades.

Sabemos que demasiadas familias que se encuentran en la pobreza son hogares liderados por una madre soltera. Sabemos también que a las mujeres aún se les paga solamente el 80 por ciento de lo que hombres ganan por el mismo trabajo.

La Legislatura de California ha trabajado recientemente en proyectos de ley para aumentar el salario mínimo, para extender quienes son elegibles para recibir el crédito tributario por ingreso del trabajo y finalmente para limitar el impacto que los gastos de cuidados médicos y vivienda tienen en los ingresos. Esto ayudará a las mujeres a avanzar.

También necesitamos apoyar más a mujeres emprendedoras, las que manejan pequeños negocios o compañías gigantes como Sheryl Sandberg en Facebook.

En este año, el movimiento llamado #Metoo ha mostrado que el acoso sexual impide el progreso de las mujeres trabajadoras.

Tenemos que asegurarnos que las mujeres se sientan seguras y con la confianza de presentar denuncias, para terminar de una vez por todas con el acoso sexual.

Los hombres por su parte, también deben asumir responsabilidad para denunciar cualquier acción inapropiada apenas la descubran, para así detener el acoso a tiempo y además evitar que se repita.

Sabiendo que nuestra institución no es inmune, la Legislatura se ha unido a expertos para desarrollar prácticas efectivas y más fuertes que en otros sectores para lograr los mismos objetivos.

Por supuesto, si las mujeres tienen más poder político, ellas tienen más capacidad para luchar contra la desigualdad económica y el acoso.

Estoy luchando al momento para que esto ocurra. Por eso estoy apoyando las campañas políticas de muchas mujeres que pienso serían una gran contribución para la Legislatura. Como Presidente de la Asamblea, he aumentado el número de mujeres en posiciones de liderazgo.

Un comercial para cigarrillos hace casi medio siglo decía en inglés, “You’ve come a long way, baby” o “haz avanzado bastante, nena”.

Hemos avanzado mucho más allá desde ese slogan sexista, y aún tenemos un largo camino por recorrer.

El conferir poder e igualdad a mujeres es el trabajo de todos, es el mío y es el suyo.

Todos nos vamos a beneficiar.