Madre comparte en Facebook fotos con su bebé fallecido luego de que los médicos lo trataran como “desecho”

Sharran Sutherland perdió a su bebé a las 14 semanas de embarazo y quedó impactada con el trato que le dieron los doctores a ella y el bebé
Madre comparte en Facebook fotos con su bebé fallecido luego de que los médicos lo trataran como “desecho”
Sharran Sutherland ha defendido la calidad de ser humano de su hijo Miran.
Foto: Facebook

Una de las más grandes ilusiones de cualquier pareja es convertirse en padres. El embarazo puede llegar a resultar una etapa maravillosa que los une de una forma única y especial.

No hay ilusión más grande para una madre que luego de 9 meses en su vientre puedan cargar a su bebé por primera vez; sin embargo, no todas las mujeres suelen tener embarazos a término, lo que les hace vivir una experiencia desgarradora que deja un vacío en el corazón, difícil de llenar.

Tristemente eso fue lo que le pasó a Sharran Sutherland, quien radica en Fair Grove, Missouri, y quien recientemente vivió un momento sumamente desagradable ante la falta de sensibilidad por parte del personal médico que la atendió.

Hace unas semanas, Sharran perdió a su bebé, al cual ella y su marido habían decidido llamar Miran, a las 14 semanas de gestación, pues su corazón repentinamente dejó de latir.

Entonces, los médicos le indicaron que debía someterse a un legrado para extraer al bebé de su matriz, procedimiento que se negó a hacer, ya que no quería que su hijo fuera “despedazado”, por lo que optó por un parto inducido para que diera a luz de forma natural.

Según Sharran, lo más triste del asunto es que el doctor que la atendió se refirió a Miran como “un desecho médico” y no como un ser humano, así que pidió que le entregaran a su bebé y lo llevó a casa, en donde lo conservó por un par de días dentro de su refrigerador.

“Sé que eso suena morboso para algunas personas, pero no quería que se descompusiera ni que oliera. No sabía qué más hacer. Todavía no estábamos listos para enterrarlo”, comentó la madre en una entrevista.

Durante una semana, Sharran mantuvo así a Miran hasta que decidió imprimir las huellas de sus pequeñas manos y hacerse ella y su esposo un par de fotografías al lado de su hijo, las cuales decidió compartir en redes sociales con el objetivo de mover corazones en aquellas mujeres que están pensando en el aborto.

“¿Cómo puede una persona negar no solo la humanidad de mi hijito sino a todos los demás bebés tan jóvenes como él y matarlos de una manera tan horrible? Espero que al compartir estas fotos de mi precioso niño pequeño pueda hacer que una persona que está contemplando el aborto decida dejar que su hijo viva”, escribió en su post de Facebook.

Finalmente y superando un poco su dolor, la pareja decidió enterrar a Miran en una maceta que tienen en casa, bajo un arbusto de hortensias.