La Víbora: El infierno de José José y la metida de pata de Aracely Arámbula

A nuestra serpiente comentarista del entretenimiento no se le escapa nada ni nadie
La Víbora: El infierno de José José y la metida de pata de Aracely Arámbula
Los problemas familiares del cantante no paran./Archivo
Foto: Archivo

Esta semana dos noticias de famosos me dejaron el ojo cuadrado, y la verdad no sé cuál fue más absurda. Pero empecemos con José José, que es el veterano de estas historias.

Resulta que su hijo, José Joel, fue a buscarlo a Miami luego de que desde hace meses no se ha podido comunicar con el cantante. Según él, al llegar a donde se encuentra el artista, no lo dejaron entrar, y que supuestamente José José le mandó decir que ahí no era bienvenido y no lo recibió. Entonces tronó la bomba.

José Joel soltó la lengua, luego de que por mucho tiempo había sido bastante mesurado –no sé por qué, si se trata de su padre– y ahora sí despotricó contra la aparente responsable de que José José esté aislado. Se trata de Sarita, la hija menor del intérprete y la que aparentemente tiene secuestrado al cantante quién sabe por qué razón. Los más chismosos dicen que por cuestiones de la herencia –aunque se sabe que José José no tiene ni en qué caerse muerto– y que porque la chica ya tiene vendida la exclusiva de la muerte de José José a un canal de televisión.

Pero lo que me dio risa de este asunto fue lo que dijo José Joel sobre su padre. Dijo que José José fue envenenado en Miami, y que por eso comenzó a sentirse mal y bajó mucho de peso. ¡Ay, por dios! ¿No les parece una aseveración como de cuento de terror? Algo así como esa novela chafa “Flores en el ático”, en la que la madrastra le ponía veneno a las donas de los hijastros en lugar azúcar glass. Si a José José no lo mataron tantas drogas y alcohol que consumió por tantos años, no lo va a matar poquito veneno para ratas, se los aseguro. Lo cierto es que sigue viviendo un infierno, de eso no me cabe duda.

Y en otro tema, de verdad cada vez confirmo más que Aracely Arámbula tiene un frijol por cerebro. Primero pone una foto de la madre de Luis Miguel en su altar de muertos, y se armó el revuelo en los medios. Todo mundo dio por hecho que la actriz estaba confirmando que Marcela Basteri había fallecido.

Aracely Arámbula
Aracely Arámbula volvió a meter la pata./Archivo

Luego, cuando la artista se dio cuenta de la metida de pata, vuelve a meterla con una declaración cantinflesca que dio en Ciudad de México. Dijo que ella no había puesto el altar, que había sido su mamá.

Luego remata con, “deseamos que esté bien, deseamos que esté viva”. ¿O sea, en qué quedamos? ¿Por qué poner la foto de Marcela en un altar de muertos si ni siquiera el propio Luis Miguel sabe qué fin tuvo la señora? ¿Ven por qué me cae como patada de mula esta chica? Y ya saben, si quieren ser artistas y no ser como ella, por lo menos terminen la secundaria.