Pareja pagará $50,000 en sanciones por vender medicina ilegal en Los Ángeles

El procurador de Los Ángeles impone sanciones contra pareja por importar y vender medicamentos falsos
Pareja pagará $50,000 en sanciones por vender medicina ilegal en Los Ángeles
Medicinas ilegales incautadas en los negocios. (Suministrada por la oficina del procurador de L.A.)

Llamando a los productos farmacéuticos falsos e ilegales una grave amenaza para la salud pública y la seguridad, el procurador de la ciudad de Los Ángeles Mike Feuer anunció que su oficina aseguró con éxito una orden judicial y $50,000 dólares en sanciones civiles, restitución y los costos de investigación contra una pareja acusada de importar ilegalmente medicinas peligrosas, ilegales, y falsificadas de México y Centroamérica.

De acuerdo con las autoridades, Flavia María Rodríguez y su socio, Salvador Enrique Velasco Sánchez, distribuyeron los medicamentos a las tiendas locales y en todo el país. El caso fue parte de una investigación de cuatro años de múltiples agencias sobre la venta y distribución de productos farmacéuticos ilegales en el sur de California, Oregon y Arizona, y se cree que es uno de los más grandes que se ha llevado a cabo en Estados Unidos.

“Los productos farmacéuticos falsificados e ilegales representan una grave amenaza para la salud pública y la seguridad”, dijo Feuer.  “Mi oficina y nuestros socios en la aplicación de la ley continuarán llevando ante la justicia a los que se aprovechan de algunos de nuestros residentes más vulnerables, y ponen en peligro su salud”.

“El Departamento de Policía de Los Ángeles continuará trabajando en asociación con nuestros socios federales y la oficina del procurador de la ciudad para combatir las ventas ilícitas de medicamentos en las calles de Los Ángeles”, dijo la capitán Synthia L. Lee, oficial al mando, Detalle de piratería de LAPD.
Como parte del dictamen, tanto Rodríguez como Sánchez tienen una orden permanente que les prohíbe participar en la venta de productos farmacéuticos o participar en cualquier publicidad relacionada con medicamentos o productos a base de hierbas. La corte también les ordenó pagar $50,000 dólares en penas civiles, gastos de investigación y restitución.

La demanda alega que Rodríguez y Velasco Sanchez se dedicaron a una conspiración a gran escala para importar productos farmacéuticos ilegales, peligrosos, y falsificados de Centroamérica y México y los distribuyeron a través de Estados Unidos. Investigadores privados y agentes del orden público determinaron que Velasco viajó repetidamente a El Salvador y envió productos farmacéuticos a Rodríguez en Los Ángeles. Los medicamentos fueron almacenados dentro de su hogar en Sur Los Ángeles. Los productos farmacéuticos se distribuyeron en Los Ángeles, Compton, Bakersfield, Reno, San Francisco, Houston y Atlanta.

La investigación reveló que ni Rodríguez ni Velasco tienen licencia para vender productos farmacéuticos. Los investigadores también determinaron que Rodríguez era empleado de una empresa del sur de Los Ángeles, la tienda Quetzal Nava (2824 al sur de la Avenida Vermont), donde los productos farmacéuticos peligrosos, y falsificados supuestamente fueron vendidos. En septiembre, el procurador de la ciudad consiguió con éxito una orden judicial contra ese negocio, y otro negocio relacionado que condujo a su cierre. Otro empleada en ese lugar, Blanca García Pérez, también fue procesada penalmente por vender medicamentos recetados sin licencia y fue condenada a 36 meses de libertad condicional y 20 días de trabajo comunitario, así como $3,500 dólares en restitución por el costo de la investigación.

Los acusados vendieron varias combinaciones de productos farmacéuticos peligrosos, ilegales y falsificados a los investigadores en 14 ocasiones separadas. Los productos farmacéuticos ilegales vendidos incluyeron la tetraciclina, y los productos farmacéuticos falsificados incluyeron el diprospan inyectable antiinflamatorio. En mayo de 2018, las fuerzas del orden sirvieron una orden de cateo en su casa y recuperaron 42,605 productos farmacéuticos ilegales y falsificados.