Cuántas calorías se esconden en tu cena de Thanksgiving

Un minuto en tu boca, toda la vida en tu abdomen
Cuántas calorías se esconden en tu cena de Thanksgiving
El pay es un must en la cena de Thanksgiving.
Foto: Unsplash

La cena de Thanksgiving incluye platillos deliciosos que, afortunadamente para la báscula, sólo disfrutamos una vez al año. El asunto con los manjares de la cena de Acción de Gracias es que esconden una gran cantidad de calorías que, en conjunto con el resto de las celebraciones de fin de año, para enero suman una enorme factura que se expresa en libras, y no precisamente esterlinas.

Sólo en la cena de Thanksgiving llegamos a consumir alrededor de 4,500 calorías adicionales a las ya acumuladas en el resto del día, una enorme cantidad si consideramos que el consumo saludable de una dieta balanceada oscila entre las 1,500 y las 3,000 calorías según la edad, la actividad y las características físicas.

Adam Kelinson, Michael Olajide Jr. y Mark Langowski, todos expertos en fitness y nutrición de grandes celebridades, analizaron para el sitio The Manual el contenido calórico de los platillos de Thanksgiving y algunas maneras sencillas de restarles varias calorías.

El pavo

Es quizá el platillo más light de la cena, pues la carne del pavo es básicamente magra y es rica en proteína. Media taza del tradicional pavo de Thanksgiving tiene poco más de 200 calorías. Para evitar energía adicional que luego se acumulará en el abdomen o la cadera, evita la piel y el relleno a toda costa. Si quieres quemar esas calorías del pavo en el gimnasio y aprovechar sus proteínas, haz una rutina de pesas para el cuerpo entero.

Puré de papa con salsa

Media taza de esta delicia tiene casi 200 calorías, pero la salsa es el problema: una taza del aderezo puede sumarle hasta 250 calorías, según la cantidad de mantequilla o azúcar que contenga. Los expertos recomiendan comer puré, pero ignorar la salsa.

View this post on Instagram

Okay guys. The pumpkin pie filling is made, the crust is in the freezer, the dry ingredients for the cornbread have been mixed, and the tart is ready to go. I think it's time for a lil' wine and some Frasier viewing after a long day in the kitchen 😅 . If you want your Thanksgiving spread to resemble this tomorrow, you can peek at my Thanksgiving menu at AdventuresInCooking.com + via the link in profile — complete with some tips from @oursecretsupper for decorating your holiday table with lots of free + foraged things! It's pretty easy to make the table look amazing when you use nature as your guide 🍂🍁🙌🏼🍁🍂 . . . . . . #firstweeat #eattheworld #foodiegram #farmfresh #eatpretty #todayfood #recipeoftheday #forkfeed #insiderfood #lovecooking #seasonalfood #feedfeed #drooolclub #food4thought #foodadventure #foodieblog #foragebyfolk #eatmunchies #fromscratch #thanksgivingdinner #thanksgivingfeast #thanksgivingdecor #thanksgiving🦃 #holidaydecor #turkeytime #thanksgivingprep #happythanksgiving #happythanksgivingyall #🦃 #gobble

A post shared by Eva Kosmas Flores (@evakosmasflores) on

Macarrones con queso

Aunque media taza aporta unas 200 calorías, la gran cantidad de grasa que contienen hace de los macarrones con queso un platillo peligroso. Para los expertos, debes elegir entre esta pasta o un postre, o bien, evitarlos por completo.

Coles de bruselas con tocino

Hay 190 calorías en una taza de este plato, el problema son las grasas saturadas del tocino. Si no quieres tener que correr por más de una hora durante el Black Friday, y no precisamente tras las ofertas, mejor evítalo.

Papas dulces (camote)

Una sola taza de este postre, que generalmente contiene mantequilla y malvaviscos, puede aportar hasta 650 calorías. La sugerencia es que te limites lo más posible con esta delicia, o que la consumas sólo si se trata de papa dulce cocinada al horno sin azúcares ni grasas adicionales.

Pay de nuez

Una inocente rebanada de este delicioso postre puede darte hasta 500 calorías extra, entre azúcar procesada y grasas. Lo mejor es voltear hacia el pay de calabaza.

Pay de calabaza

Son poco más de 240 calorías por ración y una gran cantidad de azúcar. Si no quieres atarte al menos una hora a las máquinas de cardiovascular, lo mejor es evitar el postre… Si acaso eso es posible en Thanksgiving.