Estrella TV se declara en bancarrota, y los empleados entran en pánico

Toma por sorpresa a los trabajadores del área de Los Ángeles, la noticia generada un día antes de Acción de Gracias
Estrella TV se declara en bancarrota, y los empleados entran en pánico
La empresa se ha declarado en bancarrota. (Web)

La compañía LBI Media Inc., propiedad de la red de televisión hispana Estrella TV, se declaró en bancarrota en busca de reestructurar su deuda de más de 350 millones de dólares. El anuncio cayó como balde de agua fría a los empleados de la televisora del área de Los Ángeles.

“Nos han dicho que estemos tranquilos, que no va a pasar nada, que son asuntos financieros, pero eso no nos quita el miedo. Todos estamos en shock”, dijo un empleado del Canal 62 que pidió mantener el anonimato.

“Es un mal regalo de Día de Acción de Gracias”, señaló otro trabajador que lo acompañaba.

Un tercer trabajador entrevistado por La Opinión, que pidió también proteger su identidad, señaló que Estrella TV es un canal muy querido por la comunidad hispana, “pero desafortunadamente estamos viendo una crisis laboral en los medios de comunicación. La televisión está siendo obsoleta. Las empresas ya no compran publicidad como antes”.

Un cuarto empleado añadió que aunque en Estrella TV los sueldos son bajos, entre 12 y 17 dólares por hora para reporteros y camarógrafos, se sienten contentos porque la empresa les ofrece estabilidad laboral.

“Con el anuncio de la bancarrota, esto se acabó. Solo queda la incertidumbre. Ellos hablan de una reestructuración, pero sabemos que esos procesos suelen traer despidos”, añadió.

En un comunicado enviado a La Opinión, el portavoz de la compañía, Marco Antonio González, revela que harán una reestructuración financiera para reducir su deuda.

“LBI ha recibido el compromiso de un nuevo préstamo por 38 millones de dólares de sus viejos acreedores, para apoyar las operaciones de la compañía durante el proceso de reestructuración”, indica la misiva

“Continuaremos con el curso normal de nuestros negocios como una red líder de televisión y radio en español, permitiendo que la programación popular continúe viéndose y escuchándose por millones, en toda la nación”, señalaron.

LBI solicitó la quiebra en la corte federal de bancarrota en el Distrito de Delaware.

Presentaron además una serie de mociones que buscan la autorización de la corte para continuar con el apoyo de sus operaciones de negocios durante el proceso de reestructura, lo que incluye continuar sin interrupción con los pagos de salarios de los empleados y sus beneficios.

Revelaron además que pretenden pagar a sus proveedores y vendedores bajo términos normales por los bienes y servicios proporcionados hasta la fecha de la declaratoria de bancarrota.

Los estudios de Estrella TV en Burbank, cadena que ha sido demandada por supuesto acoso sexual por parte de dos expresentadoras. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Los estudios de Estrella TV en Burbank. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

LBI Media es una cadena de medios hispanos en Estados Unidos, dueña de 10 estaciones de televisión y 17 estaciones de radio. Opera la red de Estrella TV, la red de radio Don Cheto, Fenómeno Studios MCN, Qué Buena Radio y La Raza Radio.

En una queja presentada en la corte de Nueva York en agosto, los prestamistas menores acusaron a HPS, LBI y su CEO y Presidente, Lenard Liberman de perpetrar un  “esquema engañoso “ para  “defraudar a los demandantes de alrededor de $115 millones de dólares” alegando que sabían que la compañía era  “insolvente”  y se involucró en el fraude financiero “diseñado para borrar las deudas de los libros de LBI y transferir cientos de millones de dólares adeudados a los demandantes y otros acreedores de LBI a los fondos administrados o asesorados por HPS”.

Otro trabajador más entrevistado por La Opinión, se mostró optimista. “No me preocupa. La bancarrota es solo una estrategia de negocios para resurgir. Yo no puedo creer que una empresa que gane tanto y pague tan mal a los empleados, se haya ido a la quiebra. No tiene lógica. Sus programas están atiborrados de comerciales, y vendidos. Es solo una táctica empresarial”, remató diciendo.