Nelson Ruiz: El ejecutivo que se atrevió a la inclusión en ‘Nuestra Belleza Latina’ y ganó

En exclusiva todo lo que nunca se contó del cambio
Nelson Ruiz: El ejecutivo que se atrevió a la inclusión en ‘Nuestra Belleza Latina’ y ganó
Nelson Ruiz y Giselle Blondet
Foto: Cortesía Univision

El hombre en atreverse a romper con 10 años al estilo Miss Universo, establecer la inclusión en ‘Nuestra Belleza Latina’ y lograr el éxito tiene nombre y apellido: Nelson Ruiz, Vice Presidente y Senior Productor Ejecutivo de Entretenimiento.

Él conoce de riesgo, de pelear batallas personales mucho más importantes que el rating y salir vencedor, por eso ni dudó en escuchar a su jefa, la presidente de Univision, Jessica Rodriguez, y de ejecutar la idea que le trajo un equipo liderado por Adrian Santucho, quien hasta hace poco era parte ejecutiva de Univision.

‘Sin Tallas, Sin Excusas y Sin Límites’, un slogan que defendió e hizo respetar de principio a fin. A horas de la semifinal, una entrevista exclusiva con el cerebro detrás del éxito, del riesgo, quien no dejó que ni la crítica, ni la pelea de Univision con DISH, ni la competencia lo desviara del foco de defender a la mujer en su integridad y no como objeto.

Nelson nos revela cómo fue el proceso del cambio, y cómo nada quedó librado al azar porque para ganar hay que saber mover las piezas del gran monstruo que es el mundo del entretenimiento, y él, quien además de ‘Nuestra Belleza Latina’, maneja otros formatos como ‘Mira Quién Baila’, lo sabe a la perfección.

Nelson Ruiz

Pregunta: El apoyo del público con estos cambios, ¿es la respuesta a qué?
Nelson Ruiz: A la inclusión, Jessica Castillo, por ejemplo, le dijo a los jueces en su audición lo que era este concepto, que hoy día la mujer no puede ponerse límites, mucho menos excusas, que no tiene que mirarse por su talla, sino tal y como es… Yo creo que esa es la respuesta de hoy día ver estos resultados de la gente pegándose a las historias, y lo ves en las redes sociales. Siempre hay gente que va a criticar, de por qué se sigue llamando ‘Nuestra Belleza Latina’ y estamos escogiendo a gente que quizás no es el prototipo de belleza, pero yo tengo que decir que el público debería apoyar esta inclusión…

A veces me siento que somos un poquito hipócritas como audiencia y como seres humanos porque en las redes sociales decimos: “Ay sí, la inclusión me encanta”… Pero cuando realmente la damos esta oportunidad la criticamos. Haber tenido a Carmen Batiz con 53 años y su talento, es ver que la mujer continúa teniendo la capacidad. Fueron muchas mujeres bellas y vienen con talento, creo que tuvimos la capacidad de ver esa inclusión que tanto prometimos y no mentimos.

P: ¿Cómo pasaron de un ‘Nuestra Belleza Latina’ que era casi un Miss Universo, a esta defensa acérrima a la inclusión?
N.R.: Estoy en ‘Nuestra Belleza Latina’ desde el 2014, ya llevaba 7 años el proyecto, incluso fue cuando tuvo sus peor momento, y tuvimos que devolverle al público algo en lo que creyera de nuevo, cayó en racing muy duro. Yo entro cuando gana Aleyda Ortiz. Vienen de presentadores Chiqui Delgado y Javier Poza, y gana Francisca Lachapel, ahí comienza este camino a la inclusión. No estoy diciendo que no es bella, pero realmente lo que ella nos regaló y por lo que ganó fue por su talento…Con el VIP era un concepto diferente, porque eran las que ya habían participado.

Cuando ya ves que el mundo está cambiando, que incluso los concursos de belleza ya no son tan populares como antes, porque la mujer no se identifica con las tallas perfectas, y después de esto viene el #metoo hay que cambiar. Primero que nada tenemos una presidenta que es mujer, Jessica Rodriguez, quien nos pone la atención, y ahí es donde viene y comienza un nuevo desarrollo con un grupo ajeno a lo que fue NBL… Nace ‘sin talla, sin límites, sin excusa’… Esto lo trabaja un grupo compuesto por Luciano Cardinali, Jorge Troconi, Fernando Lorente, Jaime Acero, Tracy Benavides, liderado por Adrian Santucho. Y luego nos llega a las manos de los que siempre lo habíamos producido y lo amoldamos con el ADN del show.

P: En entrevista Alejandra Espinoza nos dijo que si ella hubiera adicionado en su época, en una etapa como esta, seguramente no hubiera quedado, ¿crees que de las anteriores reinas alguna hubiera quedado?
N.R.: Francisca Lachapel, y siempre las comparo con las demás porque prendes la televisión y tiene una opinión tan correcta, tan perfecta para cualquier tipo de conversación que de entrada ves una comunicadora… Clarissa Molina se ha tenido que desarrollar, Mariela Cardona (vice presidente- productora ejecutiva de ‘El Gordo y la Flaca’), que es mi amiga y una de las mejores productoras que conozco, ha formado casi a la mayoría, porque les da duro para que puedan formarse como comunicadora. Creo que Alejandra tiene razón porque ella era hasta tímida, ella gana porque le llega al corazón a la gente cuando no puede contestar la última pregunta, y se echa a llorar, pero no porque fuera buena comunicadora, tienen un desarrollo de 10 años… Hoy es una de las mejores que tiene la televisión en español. Alejandra es la perfecta conductora, ella y Giselle Blondet son las mejores. A Chiqui Delgado, la adoro pero hay una gran diferencia con Giselle y Alejandra que te hablan con el corazón. Chiqui es como una presentadora perfecta donde la elegancia juega, es admiración.

P: ¿Qué perdieron en el riesgo?
N.R.: NBL tienen 10 años, ha sido el show que más ha durado en la televisión latina y necesitábamos renovarnos, y tomar el riesgo, uno grande, y sobre todo porque también no cuestionamos esto, fue perder a Osmel Sousa… Ese personaje tan ícono dentro del show, pero si la línea editorial cambia no puede estar, porque no van a ser creíbles sus opiniones… Lo íbamos a forzar a él a ser otra persona que no es, y nos iba a poner a nosotros en una posición en donde realmente cómo está este hombre en este nuevo show.

P: Fue muy amplio el abanico de tipo de mujeres, ¿fue al azar o planeado?
N.R.: Nosotros hicimos un libro de producción, incluso meses antes de irnos a las audiciones, y en él está muy claro por qué teníamos que tener una estructura de saber hacia dónde íbamos, y esa también es la magia de esta audición…Como productor necesitaba que nos sentemos y veamos cómo nos sentimos, pensando en la competencia, y ver con quién competimos gala por gala. Cuando nos fuimos a las audiciones buscamos los perfiles de los que queríamos: afro-latinas, gente que había estado en Miss Universo, plus size, la güera, la rock star, la mayor, la liberal, la joven, la intensa, la madre hija, la guapa sin talento. Todo está pensando, nada es sobre la marcha. Yo soy del tipo de productor que cree que hay que tener una guía, un camino a donde debemos llegar, podemos mover el barco, pero sabemos a donde vamos. Vimos 1,200 mujeres, por eso tenemos que estar claros.

P: Como cabeza de equipo, ¿qué es lo que tu buscas en la ganadora?
N.R.: No me importa que tenga 53 años o 18 o 25, no me importa si es alta, bajita, gordita, afro-latina, tiene que tener ese ángel para la televisión que enamore desde el principio, como lo tuvo Francisca, que la conociste y la querías ver en televisión. Ya la hemos visto dentro del grupo desde el principio. Que tenga talento y que el público la ame, lo bueno es que en este caso el jurado tiene un gran peso, y eso es lo que nos han hecho a nosotros exitosos, esa combinación perfecta. Gana la que tiene que ganar sin etiqueta, puede incluso a ganar el perfil de siempre, todo va dependiendo del show.

P: ¿Por qué elegiste a Denise Bidot como directora de la Universidad NBL y no a Giselle?
N.R.: Giselle es la perfecta comunicadora, pero Denise es el cambio, no solo del concepto que trajo el show, sino también es la que está todo el tiempo metida en una pasarela o en un shooting de lo que viene siendo las grandes marcas, ella esta en el medio digital y actual… Giselle es más tradicional, trae la experiencia por eso es la presidente del jurado, porque tienen la voz y el peso, y había que quitarle eso de sentir la presión de ser ‘la mamá de los pollitos’, está en su naturaleza y su corazón no le va a permitir ser recta como directora.

P: ¿Qué opinas de tu jurado? ¿lograste lo que buscabas?
N.R.: Creo que es el más diverso y el mejor que ha tenido ‘Nuestra Belleza Latina’, cuando teníamos a un Osmel, un Julián Gil y una LupitaJones , el ‘Zar de la belleza’ y la ‘Miss Universo’ miraban lo mismo, y el actor miraba la belleza de la mujer, pero no había vivido lo que es estar en un reality. El Dasa le gusta la mujer por ser bella, pero ha estado en dos reality. Jomari Goyso dice lo que piensa, pero sin llegar al bullying como hacía Osmel. En el caso de Giselle es la comunicadora que tienen toda la experiencia del mundo y la que todas quieren ser. Y Denise es el cambio del show, es la modelo plus size que encima es hermosa, y es genuina… Cada perfil está definido con lo que se busca hoy en día.

El jurado de 'Nuestra Belleza Latina'

P: Estamos casi en la final, imaginemos que ya es 2 de dic y tienes tu ganadora, ¿qué sigue?
N.R.: Hemos tenido conversaciones con el Presidente de Noticias, Daniel Cornell, que además maneja ‘Despierta América’ que ya está Francisca y Ana Patricia; maneja ‘El Gordo y la Flaca’ que ya está Clarissa, no podemos seguir llenando estos dos shows. Él, muy sabiamente, está mirando con Patsy Loris, quien es su mano derecha, su persona de confianza, qué espacio tiene para este nuevo talento, respetando la profesión de periodista, hay una gran oportunidad en el noticiero digital, que de repente puede ir a la calle.

La mayoría de estas chicas son mujeres profesionales que vienen con los estudios de comunicaciones, lo que necesitan es una oportunidad, por eso entran a ‘Nuestra Belleza Latina’. El canal también tienen muchos show de entretenimiento, espacio hay, nos sabemos dónde, pero puede ser un canal local y se convierten en la cara de esa ciudad. San Antonio tiene a Priscila Sánchez que estuvo en NBL, la competencia tiene a muchas ex concursantes, incluso Televisa. Los que ellas necesitan es la exposición. Yo les digo, hagan su mejor papel porque la está mirando Univision, y también la competencia, hagan lo mejor para y por usted.