Atacante de Thousand Oaks disparó 50 veces y lanzó granadas de humo para crear confusión, dicen las autoridades

Se revelan más detalles del tiroteo de Thousand Oaks
Atacante de Thousand Oaks disparó 50 veces y lanzó granadas de humo para crear confusión, dicen las autoridades
Cruces con los nombres de las 12 personas fallecidas en la masacre de Thousand Oaks han sido colocadas afuera del Borderline Bar & Grill. (@ABC7)

El sospechoso del ataque a un bar en Thousand Oaks donde murieron 12 personas disparó 50 veces dentro del recinto con una pistol Glock caliber .45 que compró legalmente en 2016 y también utilizó granadas de humo para crear confusión, dijeron las autoridades.

A casi tres semanas del tiroteo perpetrado por Ian David Long, de 28 años, un excombatiente de los Marines, las autoridades dijeron que aun desconocen el motivo del ataque.

Lo que sí saben es que Long tenía problemas de temperamento y económicos, y que al momento del ataque, el hombre portaba un cuchillo y siete cartuchos de alta capacidad para 30 balas que posiblemente compró en otro estado.

Tras disparar y matar a 12 personas, Long se quitó la vida.

Ian David Long.

El martes por la mañana el sheriff del condado de Ventura, Bill Ayub, proveyó más detalles tras lo sucedido el 8 de noviembre en el Borderline Bar and Grill de Thousand Oaks y aseguró que los detalles fueron previamente compartidos con los familiares de las víctimas.

Ayub dijo que tras el tiroteo que ocurrió a las 11:18 de la noche, las autoridades recibieron varias llamadas de emergencia y hubo “caos y confusión” pues había dos descripciones distintas del sospechoso. El sheriff dijo que ninguna estaba mal, pero pudo haber sido la reacción de lo que vio cada persona de acuerdo a su estado emocional en el momento.

La investigación sobre el suceso reveló que el sospechoso no era cliente regular del bar y tampoco se han confirmado los rumores de que había ido a buscar a una supuesta novia. Tampoco era un empleado de Borderline, ni tuvo ninguna pelea con el dueño del establecimiento, como se había reportado.

“No estamos cerca de determinar el motivo, pero estamos colectando evidencias de familiares, amigos al igual que de su casa y el bar”, dijo Ayub.

 

Jóvenes se abrazan afuera del Bordeline Bar and Grill de Thousand Oaks. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

Hasta el momento han realizado más de 400 entrevistas y colectaron videos de cámaras de seguridad y cámaras corporales de los agentes que respondieron para tener una idea más clara de lo que ocurrió.

Tras el tiroteo se generaron preguntas acerca de algunos agentes del orden que estaban dentro del bar cuando ocurrió el tiroteo.

Había policías fuera de servicio dentro del bar

“Sabemos que habían al menos ocho agentes del orden fuera de servicio en el bar”, dijo Ayub. “Dos de ellos son del condado de Ventura, los otros de otras agencias”.

Agregó que cuando los agentes están fuera de servicio no les es requerido que estén armados. “No hubieron disparos de parte de los agentes adentro, pero sí ayudaron a las víctimas a escapar y proveyeron información valiosa de lo que ocurrió adentro”, afirmó.

Ayub dijo que hasta el momento el único incidente serio con Long ocurrió en abril del 2018 cuando vecinos llamaron a la policía por “disturbios” que estaba causando el sospechoso.

“Los agentes contactaron al sospechoso, él estaba molesto por un problema financiero entre él y su madre. Su madre confirmó que el problema era financiero”, dijo Ayub.

En ese momento solo se le ofreció recursos para buscar empleo, pero no se encontró motivo para ser llevado a un centro de enfermos mentales.

El sospechoso nunca mencionó el uso de una pistola ni se le vio con una pistola. Sus incidentes con la policía eran mínimos, como un accidente de tránsito y algún citatorio por faltas al conducir.

“Antes del tiroteo el sospechoso tuvo problemas mínimos con la justicia, ni tenía récord criminal localmente, ni en el estado o fuera del estado de California”, dijo Ayub.

La investigación continua en pie, dijo Ayub sin contestar ninguna pregunta de los medios.