Denuncia discriminación en oficina del Seguro Social por no entender inglés

La inmigrante afectada presentó una queja, y espera que se actúe ya que considera que el empleado que la discriminó, tal vez haga lo mismo con otros usuarios
Denuncia discriminación en oficina del Seguro Social por no entender inglés
Foto: Archivo

Alicia Margarita Astorga acudió temprano el miércoles 21 de noviembre, un día antes de Acción de Gracias, a la oficina del Seguro Social en San Bernardino, a gestionar un trámite. Nunca pensó que el empleado de mostrador que la atendería, la iba a hacer sentir discriminada, y todo porque ella no domina el inglés.

“‘Buenos días’, le dije en español al empleado – un hombre latino –  que me atendió. En español, me contestó el saludo y me dijo, ‘qué se le ofrece’. Le expliqué a lo que iba, pero inmediatamente comenzó a hablarme en inglés”, recuerda.

“Disculpe le dije, no le entiendo”, dice.

Ahí fue donde comenzó el problema.

“El empleado volteó a verme, y me dijo secamente, ‘señora, si usted no piensa regresar a vivir a su país México, necesita empezar a aprender inglés porque Trump así lo quiere’“.

Le respondí, ‘yo no soy de México, soy de El Salvador’. No importa de dónde sea, tiene que ir a una escuela y aprender inglés“, fue la respuesta que le dio el empleado.

Margarita dice que las palabras del hombre la hirieron. “Yo reconozco que tengo que mejorar mi inglés, pero no era para que ese empleado me tratara así. Ellos deben ser amables y tolerantes. En California se hablan muchos idiomas”.

Racismo y discriminación

Pero más allá de si el empleado fue amable o no, esta inmigrante salvadoreña considera que el trato que recibió fue un acto de racismo y discriminación.

Cuenta que le pidió el nombre del empleado a otra trabajadora del Seguro Social, pero ésta le dijo que no podía proporcionárselo. “Pedí entonces hablar con la supervisora de la oficina, pero no estaba presente en ese momento. Entonces la empleada me dio un papel para que hiciera por escrito mi queja”.

El suceso ocurrió a las 8:30 de la mañana del miércoles 21 de noviembre en las oficinas del Seguro Social que está en el 605 al norte de la Avenida Arrowhead de San Bernardino. “El empleado que me discriminó estaba en la ventanilla 7”, precisa.

“En los años que llevo en este país, nunca nadie me había discriminado. Presenté la queja porque tal vez no sea la única inmigrante que este empleado ha maltratado, y porque él no tiene derecho a decirle a nadie lo que tiene que hacer”, expresa.

Y considera que, lamentablemente, el discurso antiinmigrante del presidente Trump ha hecho que muchos se sientan con la libertad para lastimar a los inmigrantes, y a quienes – como ella – están en proceso de aprender inglés.

“Me dieron una queja de la copia que presenté, pero no he sabido más”, dice.

Margarita es madre de tres hijos de 11 y 3 años, y un bebé de ocho meses.

Las autoridades responden

Patricia Raymond, portavoz regional del Seguro Social, respondió a la queja, diciendo que ellos se esfuerzan por proporcionar servicios de calidad a todos los miembros del público, y toman cualquier acusación de discriminación o falta de profesionalismo muy seriamente. .

“Estamos revisando la acusación para ejercer las acciones apropiadas”, señaló.

En octubre, el reporte Crímenes de Odio 2017, revelado por la Comisión de Relaciones Humanas del condado de Los Ángeles, arrojó que las agresiones contra los latinos aumentaron el año pasado en un 16%. Los latinos son el grupo que más tiende a ser víctima de crímenes por motivos raciales. En el 40% de los casos, dice el reporte, se presentaron ofensas antiinmigrantes.