Editorial: Obamacare herido pero vivo

Es inadmisible que el esfuerzo de ahogar Obamacare vaya dirigido especialmente hacia los inmigrantes latinos
Editorial: Obamacare herido pero vivo
Foto: Pexels

Los esfuerzos de la administración Trump para perjudicar a los beneficiario de la Ley de Cobertura Médica (ACA) u Obamacare están teniendo éxito. Las cifras oficiales indican que bajó en 11% el número de registros con relación al año pasado. La cantidad de menores, a su vez, se redujo por primera vez en mucho tiempo.

Es importante recordar que en California y en Nueva York la fecha límite para anotarse es en enero en vez del 15 de diciembre, como en otros estados. Y que el acogerse a este programa, al igual que Medicare, no se cuenta entre los beneficios llamados de “carga pública” que pueden dañar las posibilidades de que una persona pueda naturalizarse.

El presidente Donald Trump y el Congreso de mayoría republicana hicieron hasta lo imposible para eliminar la ley, que amplió el seguro de salud para millones de personas. No pudieron matarla de golpe, pero poco a poco la fue fueron saboteando para obtener el resultado de hoy.

Una de las tácticas utilizadas fue reducir el presupuesto de promoción del ACA para que se registre menos gente. Lo asignado a organizaciones a cargo de explicar y anotar gente cayó en un 80%, de 63 millones de dólares en 2016 a 10 millones en 2018. Adicionalmente, en 39 estados que dependen del mercado federal, el lapso otorgado para anotarse se redujo a la mitad siendo solo de 45 días.

Esto estados son aquellos que tienen gobernador y legislatura republicana y que por motivos políticos se habían negado a tener sus propios mercados para atender a su población.

Es inadmisible que el esfuerzo de ahogar Obamacare vaya dirigido especialmente hacia los inmigrantes latinos. Los Centros para Servicios de Medicare y Medicaid eliminó de su web, un mes antes de iniciar la inscripción, la página dedicada a informar a los promotores de las “Mejores Prácticas para llegar a las Comunidades Latinas”. La explicación oficial es que estaba desactualizada. Quizás fuese cierto. Pero la página nunca fue actualizada o reemplazada.

Otro golpe al ACA fue la eliminación de la multa para quienes no adquieren un seguro médico. La idea detrás de esta medida fue destruir el balance que logró Obamacare en la industria del seguro en el que los sanos, con sus pagos, equilibran el gasto que ocasionan los enfermos.

Una parte de la hostilidad conservadora hacia el ACA es la irrupción en el sector privado del seguro al exigir una cobertura mínima para las necesidades más frecuentes y costosas. Luego de los cambios, las aseguradoras pueden usar el subsidio federal en planes inadecuados, con primas bajas y deducibles muy altos. Así se regresa al temido panorama de gente que queda en la bancarrota por una atención médica. Todo ello para desprestigiar Obamacare al tiempo que se lo ahoga.

La intención de minar el Obamacare es muy clara. No obstante todavía se puede elegir planes adecuados de cobertura y registrarse a tiempo. ¡Hágalo!