¿Qué aprendí en 2018?

¿Qué aprendí en 2018?
Estar sentado demasiado horas al día tiene consecuencias negativas para la salud.
Foto: Archivo / Getty Images

Fin de año siempre es una oportunidad para evaluar el trabajo, aprender de los errores, reconocer los aciertos, y plantearse nuevos objetivos de manera realista para el año por venir.
Para examinar logros y proponerse nuevas resoluciones es necesario hacer una autoevaluación sobre los últimos meses en el trabajo.
A continuación, compartimos algunas preguntas que te pueden ayudar a evaluar tu trabajo y plantearte nuevas metas laborales.

¿Qué aprendí este año?

Uno de los primeros aspectos que debes considerar es tu crecimiento profesional durante el año. ¿Tomaste clases o cursos que te ayudarán en tu carrera? ¿Fuiste a conferencias u obtuviste algún certificado? Si sientes que este año no avanzaste profesionalmente, ni desarrollaste nuevas habilidades, puedes proponerte hacerlo durante el año por venir. Independientemente de la empresa para la cual trabajas, siempre puedes crecer profesionalmente a través de cursos online, o clases de extensión. Para convertirte en un profesional buscado, debes mantenerte actualizado y al tanto con la industria para la cual trabajas.

¿Cuáles fueron mis logros profesionales?

¿Obtuviste el aumento, la promoción o el reconocimiento que buscabas? ¿Cuáles fueron los desafíos a los que te enfrentaste y cómo los resolviste? Si al examinar los logros laborales crees que no alcanzaste lo que te propusiste, trata de determinar si se debió a tu falta de motivación e interés, o a la falta de oportunidades en tu lugar de trabajo. Si la empresa para la cual trabajas no ofrece oportunidades de crecimiento o reconocimiento por una labor bien hecha, quizás sea hora de actualizar tu curriculum y buscar nuevos horizontes.

Lo peor del año

Si pudieses cambiar algo de lo que pasó este año, ¿qué cambiarías y cómo reaccionarías esta vez? Para no repetir errores, el primer paso es reconocerlos y aprender de ellos. Una vez que decides qué es lo que te gustaría cambiar, podrás determinar los próximos pasos a seguir y planear una mejor estrategia laboral, evitando cometer los mismos errores.

¿Eres feliz en tu trabajo?

Independientemente del tipo trabajo que tengas, y la pasión que sientas por tu carrera, siempre habrá días en los que se hace difícil levantarse e ir a trabajar. Pero cuando eres consciente de los aspectos que más te gustan de tu empleo y qué es lo que te hace feliz, puedes enfrentar las situaciones difíciles y frustrantes que existen en todo tipo de trabajo. Si por el contrario, cuando haces tu evaluación, descubres que no existe ni un solo aspecto del trabajo que te hace feliz, considera comenzar a buscar un nuevo empleo.