Revelan foto de Felipe Gómez, el niño que murió bajo custodia de CBP

Las autoridades cuentan a detalles cómo dieron atención al menor guatemalteco

Revelan foto de Felipe Gómez, el niño que murió bajo custodia de CBP
CBP afirma que hizo lo que pudo para salvar la vida del menor.
Foto: Captura Univisión

El pequeño Felipe Gómez o Felipe Alonzo-Gómez, que tenía ocho años de edad, ingresó a los Estados Unidos con su padre Agustín, pero fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza el 18 de diciembre.

En el país de los sueños, el pequeño encontró la muerte tra enfermar de las vías respiratorias.

Una primera imagen del menor tomada el 12 de diciembre fue obtenida por Associated Press, donde se ve al menor sentado en una piedra; también Univisión obtuvo una foto del pequeño.

El 18 de diciembre, aproximadamente a las 1:00 p.m., el niño fue detenido junto a su padre a 3.29 millas al oeste del Puerto de Entrada Paso del Norte en El Paso, Texas, reportó la oficina Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y llegaron casi tres horas y media después al centro de procesamiento de PDT.

El 20 de diciembre, el niño y su padre fueron trasladados a la Estación de Patrulla Fronteriza de El Paso (EPS), donde recibieron acceso a duchas, comida, jugo y agua. Dos días después fueron trasladados a la Estación de Patrulla Fronteriza de Alamogordo (ALA) para finalizar el procesamiento, ya que fueron arrestados por ingresar como indocumentados.

El 24 de diciembre, el niño comenzó a tener molestias en la garganta, tosía y tenía los ojos llorosos, por lo que él y su padre fueron trasladados a GCRMC con posibles síntomas de influenza, pero los médicos hicieron pruebas de faringitis estreptocócica al menor. El diagnóstico fue un resfriado común, por el cual se le suministró Tylenol.

A la 1:30 p.m. el menor comenzó a tener fiebre, pero una hora y 20 minutos después fue liberado por el médico con una receta para que se le suminstrara amoxicilina e ibuprofeno.

El niño y su padre fueron trasladados a una tenencia temporal en el punto de control de la autopista 70, donde comieron.

Alrededor de las 5:00 p.m. los agentes le proporcionaron al niño una dosis del medicamento recetado, según lo ordenó el personal médico y los agentes realizaron varios controles de bienestar esa noche, afirma la autoridad.

Dos horas después el menor parecía tener náuseas y vomitó y aunque se intentó llevarlo al servicio médico, el padre consideró que ya no era necesario, porque el menor se sentía mejor.

A las 10:00 p.m., el menor estaba letárgico y con náuseas nuevamente, pero CBP ya no tenía personal suficiente para atenderlo, así que los agentes llevaron al niño y a su padre al hospital, pero el menor comenzó a vomitar y perdió el conocimiento, cuando llegó al nosocomio fue atendido, pero a las 23:48 horas se declaró su muerte al fallar los intentos de resucitación.