Sueños sexuales: Dime qué soñaste y te diré qué quiere decir

Muchas de estas ensoñaciones puede ser verdaderos tabús...

Sueños sexuales: Dime qué soñaste y te diré qué quiere decir
El acto de la conquista sexual, y la forma de llegar a tener sexo, cambia de país en país.
Foto: Getty Images

Ciertos sueños hot pueden alegrarte la mañana. Otros pueden ser desconcertantes e incluso, tabú. Pocas cosas son tan personales como las películas que se proyectan en nuestra cabeza cuando dormimos, por lo que la interpretación de un sueño es siempre personal y delicada. Pero sí no sabes ni por donde empezar a encarar un análisis, esta guía puede ser un buen disparador para arrancar a desenredar ese cúmulo sensaciones y llegar a tu próxima sesión de terapia con algo de trabajo adelantado.

Un revolcón con alguien que ni te gusta

Soñar con gente nos encanta es lo más fácil de interpretar pero ¿qué pasa cuando se trata alguien a quien nunca le prestamos atención? O peor aún, que detestamos. Casi siempre hay algo de atracción real inconsciente, claro, en el acto de “elegir” a una persona en un sueño así. Los sueños, decía Freud, son la vía regia para acceder a pensamientos a los que no le damos salida en la vigilia. Pero, acá viene lo complejo, el deseo para poder expresarse y ser tolerable, sufre ciertas modificaciones a través del lenguaje onírico. La atracción no tiene por que ser literal: puede ser hacia alguna de las características de ese inesperado amante, e incluso, hacia alguna relación que ese sujeto nos lleva a establecer. Tal vez esa persona te recuerda a alguien, o posee una cualidad que secretamente deseas, entre otras posibilidades.

Tener sexo con tu papá

Califica como uno de los peores sueños del mundo porque en general, sino hay un trauma previo, la escena de incesto aparece en el sueño como algo normal. En general no es una pesadilla hasta que nos despertamos y nos dan ganas de vomitar. La perturbación puede durar días y es habitual que no se lo contemos ni a nuestro terapeuta. Una pena porque, para un psicólogo, este sueño es un festín. Parte de cierta regresión inconsciente hacia esa etapa en la que no podíamos ni sospechar que nuestro padre no era tan nuestro como creíamos. ¿Qué podría representar? En general, habla de cierta atracción hacia las cualidades de un padre o una dinámica de relación erótica (con otros hombres) que nos está recordando mucho, tal vez demasiado, a nuestro vínculo paterno.

Alta noche con tu mejor amigo

Nunca sentiste atracción sexual por él y probablemente en eso radique el secreto de su larga amistad. Pero a pesar de que jamás se cruzó por tu cabeza, en este sueño, él te vuelve loca. ¿Es hora de replantear la relación? No realmente. Los mejores amigos son hombres que nos entienden, nos quieren y nos cuidan. No es tan raro que en algún punto, los tantos se mezclen en nuestras cabecitas ajetreadas. Como él tiene características que te gustan en un hombre (por eso es tu amigo), inconscientemente pueden pasar muchas cosas. Por ejemplo, podés llegar sentir ciertos celos de sus novias. Aún así, eso no significa que la amistad esté complicada.

Tener un falo

Descubrir que tenés un pene ahí en tu entrepierna suele ser una gran sorpresa. Este sueño llega en todas sus variantes: puede que te descubras haciendo pis de parada, intentando acomodar el pantalón a tu nueva anatomía o que simplemente sientas el peso de tener una nueva parte del cuerpo. El pene es simplemente un órgano, sí, pero el mundo simbólico, uff, representa tanto más. Nuestra relación con el poder, con la autoridad y con cómo nos sentimos respecto a nosotras mismas, se ponen en escena en sueños como este. En todo caso, es una buena excusa para indagar en cómo te sentís frente al mundo y en las cualidades (buenas o malas) que en el momento del sueño estás desarrollando.

Besé a una chica

No sos lesbiana ni bi, pero en este sueño actúas como si lo fueras. Puede incluso que hasta te sientas enamorada de un amiga, enemiga o de una chica que apenas conoces. A veces, la flasheas con una figura de autoridad como una profesora o una jefa. Y la razón es mucho más profunda que la atracción sexual. En los sueños de este tipo muchas veces lo que está en juego es la admiración, las cualidades que deseamos para nosotras y que podemos llegar incluso, a envidiar. Si, a ese cocktail de sentimientos, el inconsciente puede darle forma de un gran revolcón. En la mayoría de los casos no tiene ninguna relación con la homosexualidad.

Sexo con alguien que no conoces

Muchas veces los sueños cumplen la función de “descarga”. Si hace tiempo que no tienes sexo (o al menos, buen sexo) o no estás del todo satisfecha, es probable que tu psiquis se active para compensarlo de alguna manera y que incluso puedas tener un orgasmo como descarga física. A veces, en los sueño, podemos tener sexo con un cuerpo, alguien que no es nadie en particular, y arder por esa persona y situación sin ninguna otra información.

Revival con un ex

No importa qué tan mal terminaron, si ya estás enamorada de otro o si realmente sentís que lo olvidaste, este tipo de sueños tiene el poder de moverle la estantería a la mujer más sólida porque suele poner el foco en la conexión emocional y física que hubo entre ustedes. Puede que estés añorando un tipo de conexión similar, en el caso de que aún no la hayas vuelto a lograr. En el caso de que estés en una nueva relación, el temor a lo nuevo puede hacer que tu inconsciente se retrotraiga hacia este tipo de nostalgias del tipo “mejor malo conocido que bueno a conocer”. Claro que puede que estés extrañando a una pareja pero puede ser también, simplemente, miedo a avanzar.

Por: Denise Tempone