Cierto o falso: ¿Afectan las relaciones sexuales al rendimiento deportivo?

Hay quienes manejan el mito de la abstinencia sexual para mayor rendimiento en el deporte
Cierto o falso: ¿Afectan las relaciones sexuales al rendimiento deportivo?
Foto: shutterstock

Existe la inquietud entre muchos deportistas sobre si mantener una relación sexual activa, afecta el rendimiento deportivo. O si la testosterona, afecta el crecimiento muscular. Científicamente, esta invención carece de evidencia concreta.

Esta idea está más arraigada en quienes practican deportes que ameritan fuerza: levantamiento de pesas, boxeo, ciclismo, culturismo; en los que la agresividad está relacionada con el rendimiento físico.

También existen especulaciones sobre la separación de una pareja antes de  competencias importantes, con el fin de evitar el desgaste al tener relaciones sexuales.

No obstante, estudios realizados hasta la fecha, desmienten estas suposiciones en cuanto a la prohibición del sexo antes de competir o hacer ejercicios.

La testosterona es una hormona sexual masculina que se produce en los testículos, relacionada directamente con el crecimiento de los músculos. También tiene función anabolizante; es decir, se encarga de compendiar músculo, huesos, maneja las grasas y proporciona energía.

El urólogo-andrólogo José Luis Arrondo, presidente de la Academia Española de Sexología y Medicina Sexual (AESYMES), relaciona la testosterona con el estado de ánimo:

“La testosterona disminuye la irritabilidad, la depresión y la ansiedad, y todo esto puede influir positivamente en el rendimiento del ejercicio físico”

El urólogo Ignacio Moncada y el doctor Pedro Manonelles concuerdan en que un hombre debe tener un nivel importante de testosterona para mejorar el rendimiento durante el entrenamiento, evitar la falta de energía y la mineralización de los huesos.

Pero esto no significa, otra vez, que deba abstenerse a tener relaciones sexuales. Más bien, Moncada afirma que “la actividad sexual regular aumenta ligeramente los niveles de testosterona natural, lo que haría que el rendimiento fuera teóricamente más alto”. Al contrario, la alteración del rendimiento la relaciona con falta de concentración y asuntos de tipo psicológico.

Algunos artículos recomiendan esperar 2 horas para poder iniciar el entrenamiento luego de mantener relaciones sexuales.

“Hoy día, los estudios dejan claro que una actividad sexual regular normal no influye en el rendimiento muscular”, afirma el presidente de la AESYMES, José Luis Arrondo.

Es más, la abstinencia sexual puede causar irritabilidad y agresividad, que afectaría el desempeño en las competiciones.

Algunos individuos pueden sentir que el sexo libera la ansiedad, y otros pueden pensar que es una distracción. Incluso, una de las razones por las que se rechaza el sexo antes de entrenar o competir, es por el cansancio que éste genera.

¿Qué debes tomar en cuenta?

  • Mantener la dieta, a través de una alimentación equilibrada. La obesidad puede disminuir la testosterona.
  • Reducir el estrés, aumenta la producción de la testosterona.
  • Hacer ejercicios aumenta la testosterona, siempre y cuando se practique con límites.
  • Tener sexo frecuentemente, en función a las apetencias de la persona.
  • Dormir lo suficiente, promueve la secreción de la testosterona, sobre todo en la noche.

Solo debes evitar no caer en excesos, ya que puede traer consecuencias a tu salud y rendimiento en las actividades. Los expertos afirman que el sexo y el ejercicio deben ir de la mano para mantener una vida activa y positiva.