Mexicanos pelean por conseguir gasolina, se les acaba la paciencia

Las largas horas de espera empieza a terminar con la paciencia de la ciudadanía
Mexicanos pelean por conseguir gasolina, se les acaba la paciencia
Peleas por gasolina.
Foto: Twitter

MÉXICO – En medio del desabasto de gasolina que se está registrando en al menos 10 estados del país, la paciencia de los mexicanos ya se está agotando y en algunas estaciones de gasolina los ánimos de los clientes se calentaron y algunos comenzaron a gritarse por los lugares, en algunos casos llegaron hasta los golpes.

Las largas horas de espera y las interminables filan se han convertido en los factores comunes en las estaciones de gasolina que se ha visto afectadas por la falta de distribución del combustible tras la nueva estrategia implementada por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, contra el robo de combustible.

 

 

Una gasolinería ubicada en el municipio del Estado de México, fue escenario de un enfrentamiento entre policías y clientes que esperaban a que llegara a una pipa para abastecer de gasolina el lugar.

Sin embargo, ambos bandos se enfrascaron en una pelea que hasta salieron a relucir disparos.

En otros puntos, la situación ha sido muy similar, ya que algunas personas han pretendido colarse entre las filas, donde personas llevan gasta más de 10 horas formadas en espera de combustible.

Las escenas comienzan a parecerse a la situación presentada en la película Mad Max 2 donde la gente se pelea por la gasolina.

En otros puntos del país, los ciudadanos han recurrido a los bloqueos para exigir el abastecimiento de gasolina.

 

 

Aunque en la mayoría de las estaciones de la gasolina se vive una tensa calma e incertidumbre.

Largas horas de espera

En la gasolinera ubicada en Huipulco, Tlalpan, usuarios cumplieron un día formados en filas para poder comprar combustible en bidones o en los tanques de sus autos.

En ese centro de servicio, localizado en el cruce de Calzada de Tlalpan y Avenida México-Xochimilco, también acudió personal de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para hacer inspecciones y conciliación con los compradores.

Desde ayer por la tarde, trabajadores del establecimiento reportaron que el combustible se terminó y varios usuarios decidieron quedarse a esperar.

Los vecinos que pretenden comprar gasolina en garrafones tuvieron que cubrirse con cobijas para sortear el clima frío en la madrugada.

Alejandro Sepúlveda, Jefe de Departamento de Profeco, explicó en entrevista que en los 13 recorridos que han realizado en gasolineras de la Ciudad, piden a los encargados de los negocios comprobar que en realidad no cuentan con combustible.