“El Compadre” se declara culpable en Los Ángeles de lavar dinero para el Cártel de Juárez

Juan José Álvarez Tostado era el “cerebro financiero” de la organización criminal
“El Compadre” se declara culpable en Los Ángeles de lavar dinero para el Cártel de Juárez
Dólares
Foto: EFE/Archivo / EFE

Juan José Álvarez Tostado fue extraditado a Estados Unidos en 2017 y desde entonces se le ha seguido un caso en la corte federal de Los Ángeles.

Por años, Juan José Álvarez Tostado “El Compadre” movió cientos de millones de dólares de la venta de drogas en Estados Unidos al Cártel de Juárez en México y a otros grupos narcos en Colombia.

Pero hoy y por el resto de su vida, “El Compadre” sólo se movera entre las cuatro paredes de una prisión federal.

Este jueves, en una corte federal de Los Ángeles, el mexicano se declaró culpable de conspirar para lavar dinero de la venta de estupefacientes.

Se le enjuició en Los Ángeles porque entre entre 1995 y 1998, Álvarez Tostado controló la recaudación y el lavado de dinero producto de las actividades de tráfico de drogas del Cártel de Juárez en el estado de California.

Álvarez Tostado fue enviado a Estados Unidos a finales de 2017, luego de una lucha de 11 años contra la extradición.

El hombre fue uno de los más buscados por las autoridades estadounidenses y fue el blanco de distintas investigaciones, entre ellas el aseguramiento de más de dos toneladas de cocaína que transportó en un avión colombiano que se desplomó en Zacatecas en 1994, reportó la revista Proceso.

Juan José Álvarez Tostado fue extraditado a Estados Unidos en 2017 y desde entonces se le ha seguido un caso en la corte federal de Los Ángeles. (ARchivo)
Juan José Álvarez Tostado fue extraditado a Estados Unidos en 2017 y desde entonces se le ha seguido un caso en la corte federal de Los Ángeles. (ARchivo)

Su nombre también aparece en las indagatorias del llamado Maxiproceso e igualmente en la Operación Casablanca, que realizaron autoridades estadunidenses en coordinación con los gobiernos de Colombia y México.

De hecho, se le considera como el principal protagonista de la Operación Casablanca, lanzada en 1998 por las agencias estadounidenses contra las supuestas redes financieras del Cártel de Juárez. En esa acción policial, Estados Unidos capturó a 160 sospechosos por el blanqueo de $67 millones de dólares, desatando un conflicto diplomático con México, pues la investigación incluyó agentes encubiertos que lavaron dinero en 12 bancos del paíz Azteca.

La Procuraduría General de República de México capturó a Álvarez Tostado el 27 de enero de 2005 en su casa de Jardines de la Montaña, en la Ciudad de México, con base en una orden de detención provisional con fines de extradición, derivada de 34 cargos de lavado y narcotráfico en la Corte Federal del Distrito Central de California en Los Ángeles.

El extraditado estuvo interno en el Centro Federal de Readaptación Social Número 2 “Occidente”, en Guadalajara, Jalisco, desde el 5 de septiembre de 2006 hasta que elementos de la Interpol México lo entregaron a autoridades de EEUU en octubre de 2017.

El Compadre, evadió la justicia durante años. La primera orden de aprehensión en su contra data de 1994, cuando uno de los principales testigos del llamado Maxiproceso –que incluyó a más de 100 integrantes del Cártel de Juárez, detalló las actividades y nexos de Álvarez Tostado con los antiguos líderes de esa organización, así como con los narcotraficantes más viejos: Ernesto Fonseca Carrillo, Amado Carrillo Fuentes “El Señor de los Cielos” y Juan José Esparragoza Moreno, “El Azul”.

Las autoridades de Estados Unidos contabilizaron que, hasta 1998 tan sólo en la ciudad de Chicago, Álvarez Tostado obtuvo $27,427,90 millones de dólares