Diez deducciones de impuestos que suelen pasarse por alto

Contenido Patrocinado
Diez deducciones de impuestos que suelen pasarse por alto
Foto: iStock - Getty Images

En abril, llegan las lluvias, las flores… ¡y los impuestos! Si bien estamos lejos de la fecha límite para presentar las declaraciones de impuestos, es un buen momento para empezar a pensar en los gastos deducibles de impuestos. Empieza a reunir los recibos de los gastos que pagaste para producir un efecto en tu declaración y aumentar tu reembolso o disminuir el monto de impuestos adeudado.

Estas son diez deducciones (y créditos) de impuestos para ahorrar dinero que debes tener en cuenta cuando empieces a reunir los recibos para presentar tu declaración.

  1. Gastos de educación: Los estudiantes de tiempo completo pueden deducir la matrícula, pero hasta los alumnos casuales pueden obtener un crédito tributario. Aunque no estudies para obtener un título, tienes a tu disposición el crédito perpetuo por aprendizaje para el pago de matrícula y cuotas, que es del 20% hasta un máximo de $10,000.
  2. Campamento infantil: Si tus hijos son menores de 13 años y asistieron a un programa de cuidado antes y después de la escuela, a una guardería o a un campamento de día para que puedas trabajar, es posible que califiques para el crédito por gastos del cuidado de hijos menores y dependientes. Los campamentos durante la noche no son elegibles.
  3. Seguro médico: Si trabajas por cuenta propia, puedes obtener una deducción por las primas de seguro médico que pagas para ti y para tu familia. Si no trabajas por tu cuenta, las primas de seguro médico pagadas después de la declaración de impuestos, junto con los demás gastos médicos, son deducibles de impuestos si exceden el 7.5% de tu ingreso y detallas tus deducciones.
  4. Contribuciones benéficas: Si hiciste donaciones, no importa cuán pequeñas sean, recuerda deducirlas. Es fácil olvidarse de esos montos menores que aportaste para distintas caminatas o carreras, pero suman rápidamente. No puedes deducir el valor de tu tiempo como voluntario, pero puedes deducir 14 centavos por milla del costo de los viajes, así como el costo pagado por estacionamiento y peajes. TurboTax ItsDeductible te ayudará a valorar las donaciones y a realizar un seguimiento de ellas de manera precisa durante todo el año y, luego, a transferir los aportes deducibles a tu declaración de TurboTax.
  5. Deducción de impuestos locales y estatales: Si detallas tus deducciones de impuestos, tienes la posibilidad de deducir el impuesto estatal sobre la renta o sobre las ventas que hayas pagado. Puedes elegir cualquiera de las dos opciones; pero, si vives en un estado que no cobra el impuesto estatal sobre la renta, es obvio que deducirás el impuesto estatal sobre las ventas que hayas pagado. Eres libre de elegir la opción que te ofrezca la máxima deducción de impuestos. TurboTax elegirá la alternativa que te proporcione la máxima deducción tributaria.
  6. Oficina en el hogar: Si usas parte de tu hogar de forma periódica y exclusiva para realizar actividades administrativas o gerenciales para tu negocio, puedes reclamar una deducción de oficina en el hogar sobre una parte de los gastos en servicios públicos, alquiler, intereses hipotecarios, depreciación y limpieza, entre otros similares, en función de la superficie del hogar que utilizas con fines comerciales.
  7. Deudas personales incobrables: Si tu mejor amigo te pide prestados $10,000 y luego desaparece, en tu declaración de impuestos correspondiente al año en que la deuda se vuelve incobrable, puedes deducir hasta $3,000 de dicha deuda incobrable no comercial como una pérdida de capital a corto plazo.
  8. Puntos pagados en un préstamo de vivienda: Si pagaste puntos al comprar una vivienda, estos son deducibles en ese año. Los puntos pagados para refinanciar un préstamo deben deducirse durante la vigencia del préstamo. Si vuelves a refinanciarlo, no te olvides de deducir los puntos restantes en el año de la refinanciación.
  9. Gastos de millaje: Si usas tu vehículo con propósitos comerciales, ya sea que trabajes por tu cuenta o seas empleado, puedes deducir el millaje (54.5 centavos por milla en 2018). Si tienes más de un trabajo, también puedes deducir el costo de viaje entre uno y otro.
  10. Costos médicos: Los costos de equipos de entrenamiento físico y de comprar y mantener un spa o una piscina pueden deducirse de impuestos como gastos médicos si tu médico te recomienda utilizarlos para aliviar una afección.

TurboTax te hará preguntas sencillas y te ayudará a reclamar los créditos y las deducciones de impuestos para los que eres apto de acuerdo con tus respuestas. ¡TurboTax busca entre más de 350 deducciones y créditos tributarios para que puedas tener más dinero en tu bolsillo!

Si tienes alguna duda, puedes conectarte mediante video unidireccional con un agente impositivo o un contador público autorizado de TurboTax Live para aclararla. Además, un contador público o agente impositivo autorizado de TurboTax Live puede revisar, firmar y presentar tu declaración de impuestos.

Para mayor información acerca de los créditos y deducciones a los que podrías calificar, visita el blog bilingüe de TurboTax.