Llega a 115 el número de muertos por la explosión en Tlahuelilpan

Hay más de treinta heridos, la mayoría de gravedad, informaron las autoridades
Llega a 115 el número de muertos por la explosión en Tlahuelilpan
Luto en Tlahuelilpan.
Foto: Twitter

MÉXICO – La tragedia que dejó la explosión en una toma clandestina de gasolina, en Tlahuelilpan, Hidalgo, aún no termina de mostrar las dimensiones del daño, ya que conforme pasan los días el número de muertos se va incrementando. El reciente reporte al respecto cifra en 115 el número de personas fallecidas.

El drama no termina con ese número, ya que la gran mayoría de los más de 30 heridos tienen quemaduras graves que ponen en riesgo su vida, indicaron fuentes de salud.

“Tenemos un total de 115 fallecidos a nivel hospitalario y con lo que se ha recogido hasta ahora”, apuntó el ministro de Salud, Jorge Alcocer.

El titular de la Secretaría de Salud explicó que en las últimas 48 horas -desde el sábado- solo falleció una persona, en tanto unos treinta siguen hospitalizados, tres de ellos en un centro especializado en Galveston, Texas, EEUU.

Cuestionado sobre el estado de salud de los pacientes, Alcocer explicó que, por lógica, los más “graves” ya fallecieron y los pacientes tienen “un pronóstico mejor”.

“Pero todavía la mitad de ellos tienen que pasar una terapia intensiva” para lograr una situación “más estable”, agregó.

“Desde la perspectiva médica esto va mucho mejor”, concluyó, sin adelantar algún pronóstico alentador para los familiares.

La tragedia se registró el pasado viernes 18 de enero cuando un grupo de pobladores del municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo (centro del país) acudieron a hurtar gasolina de una toma clandestina en el poblado luego de que se alertara que “estaban regalando” el combustible.

Tras unas dos horas, y pese a la presencia del Ejército que poco pudo hacer para controlar la multitud de centenares de personas que se acercaron a recoger gasolina, se registró una fuerte explosión, sin que hasta el momento se conozca lo que originó el estallido.

Los hechos se registraron días después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador comenzara una lucha frontal al robo de hidrocarburos que se realiza a través de los ductos de la empresa estatal Pemex, delito que genera pérdidas millonarias para la compañía.

Para tal fin, se reforzó con miles de agentes la seguridad en los ductos y se transportó más gasolina con pipas (camiones cisterna), lo que ha causado una crisis de desabastecimiento en diez estados del país, con estaciones de servicio cerradas y compras de pánico.

Tras la explosión, surgió la polémica por la estrategia contra el huachicoleo (como se le conoce al robo de combustible), pero AMLO defendió su plan antirobo de hidrocarburos y dijo que no dará una paso atrás y llamó a la población vulnerable en no caer en esas practicas desleales y peligrosas.

Con información de Agencias