Crímenes de odio en Los Ángeles en su punto más alto en 10 años

Personas LBGTQ y afroamericanos son la mayoría de víctimas
Crímenes de odio en Los Ángeles en su punto más alto en 10 años
La bandera multicolor es un símbolo LGBTQ internacional.
Foto: Archivo

Los Ángeles registró su más alto nivel de reportes de crímenes de odio en una década, con un aumento de casi el 13% en 2018 en comparación con el año anterior.

El año pasado, Los Ángeles documentó 289 crímenes de odio, en comparación con 256 en 2017, según las estadísticas del Departamento de Policía de Los Ángeles recopolidas por investigadores en la Universidad Estatal de California, San Bernardino. Los miembros de la comunidad LGBTQ, los afroamericanos y los de la fe judía representan la mayoría de víctimas, según el recién publicado Informe del Centro para el Estudio del Odio y el Extremismo.

El procurador de Los Ángeles, Mike Feuer, culpó este incremento a la incertidumbre que reina en el país actualmente.

“¿Qué está sucediendo?  ¿Qué está sucediendo en todo el mundo, nuestra nación, y aquí en Los Ángeles?”, dijo Feuer.  “Bueno, sabemos que la política de la división tiene una audiencia”.

“Cuando la gente se siente económicamente insegura, cuando hay tanto tumult en el mundo, las personas buscan a alguien a quien culpar por todo lo que está mal”, agregó.

El procurador municipal se ha comunicado con la Comisión de Relaciones Humanas de Los Ángeles para reinstaurar un programa que creó como concejal de la ciudad llamado “hombro a hombre”.  El programa lleva a los niños de la escuela intermedia de diferentes razas, religiones, lugares y contextos socioeconómicos y los reúne para trabajar hombro a hombro en un mismo proyecto.

Mientras que los números son relativamente pequeños comparados con otros crímenes, ataques  con elementos de crimen de odio en Los Ángeles aumentaron 45% el año pasado — de 53 a 77. El número de crímenes de odio impulsados por raza y etnia subió un 29%, de 116 a 150, según los nuevos datos.

La comunidad LGBTQ se vio involucrada en crímenes de odio 73 reportados, seguidos de 61 para los afroamericanos y 14 para los judíos.

El director ejecutivo del Centro, Brian Levin, dijo que con los cambios en la población de Los Ángeles, muchos de los atacantes no son blancos.

El informe llegó en la misma semana en la que una sinagoga en Tarzana, en el valle de San Fernando, fue vandalizada con grafiti antisemita.

Una tendencia nacional

Los crímenes de odio en las ciudades más grandes del país aumentaron por quinto año consecutivo en 2018, según el informe. San Francisco, Chicago, Houston, Dallas y Seattle registraron su mayor número de delitos de este tipo en una década. Esto a pesar que la criminalidad en general se redujo en Los Ángeles, Chicago y Nueva.

Levin dijo que Los Ángeles, Chicago, Filadelfia y Nueva York vieron un aumento en crímenes de odio cerca de las elecciones de mitad de período de noviembre. Nueva York reportó un aumento del 6%, mientras que Chicago vio una subido del 26%.

Levin, exagente de policía en Nueva York, dijo que el continuo crecimiento de los crímenes de odio puede reflejar una nación cada vez más polarizada.