¿Tienes una entrevista de trabajo?

No cometas los siguientes errores
¿Tienes una entrevista de trabajo?
Antes de seguir enviando solicitudes, considera ajustar tu estrategia.
Foto: Archivo / Getty Images

Todos nos ponemos nerviosos cuando tenemos una entrevista de trabajo. Podemos prepararnos con anticipación, e incluso pedirle a un familiar o  amigo que nos haga las preguntas que creemos que tendremos que responder frente a un panel de posibles supervisores y practicar de antemano. Pero llegado el momento, los nervios pueden jugarnos una mala pasada.

A continuación compartimos algunos de los errores más comunes que los candidatos cometen durante la entrevistas laboral y cómo evitarlos.

  • No mientas ni cambies los hechos. En el afán de conseguir el empleo, muchas personas exageran sus credenciales, se agregan títulos, o modifican su experiencia laboral. Y si bien puede ser tentador para algunos, al final del día, las mentiras tienen patitas cortas y pueden terminar perjudicándote. Muchos empleadores verifican la información de los candidatos, limítate a decir la verdad.
  • Llegar tarde o con la ropa equivocada. Uno de los peores errores que puedes cometer cuando tienes una entrevista laboral es llegar tarde. Si bien puede parecer un consejo obvio, muchas personas no incluyen tiempo extra para llegar, en caso de tener un imprevisto. El tren se puede retrasar, el carro se puede descomponer, y miles de otras circunstancias inesperadas pueden atentar contra tu puntualidad. Cuando planees el día de la entrevista, incluye 30 minutos extras, por las dudas. Es preferible tener que esperar que dar una mala impresión. En cuanto a la manera de vestirte, trata de hacerlo de acuerdo a la cultura de la empresa para la cual estás entrevistando, para no desentonar. Para darte una idea de cuál es la cultura empresarial, visita el sitio web de la compañía.
  • La actitud equivocada. Si bien proyectar una imagen de confianza es importante para dar una buena primera impresión, el verse demasiado arrogante, en cambio, podría perjudicarte. Mantén una actitud humilde, incluso si crees que estás más que calificado para la posición.
  • No conocer la empresa para la cual estás entrevistando. En la actualidad, podemos obtener información de prácticamente todas las compañías y negocios que existen. Antes del día de la entrevista, asegúrate de informarte sobre la empresa, sus políticas laborales y su historia. Piensa en preguntas que puedas hacer al respecto. Esto dará una buena impresión a los reclutadores y aumentará tus posibilidades de obtener el empleo.
  • Hablar del pago demasiado pronto. No te concentres solamente en lo que podrías obtener si eres contratado, ni preguntes inmediatamente cuánto será el salario. Durante la entrevista de trabajo, concéntrate en destacar por qué crees que serás una buena opción para el negocio y lo que puedes aportar, de ser contratado.