Acusan a Gobierno de AMLO de apoyar a organización contra inmigrantes y a favor de Trump

El investigador del CIS, Todd Bensman, publicó varias imágenes de su acceso a un albergue
Acusan a Gobierno de AMLO de apoyar a organización contra inmigrantes y a favor de Trump
Inmigrantes centroamericanos esperan ingresar a EEUU desde Piedras Negras, México.
Foto: JULIO CESAR AGUILAR/AFP/Getty Images

Luego de que a defensores de inmigrantes y reporteros les negaran acceso al albergue en Piedras Negras, Coahuila, donde hay decenas de inmigrantes centroamericanos, autoridades mexicanas abrieron las puertas a un representante de una organización a favor del presidente Donald Trump.

Así lo acusaron reporteros y defensores, al señalar que el Instituto Nacional de Migración del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador permitió el acceso a Todd Bensman, un investigador del Centro de Estudios para la Inmigración (CIS), que apoya las políticas del mandatario republicano.

“@INAMI_mx permitió de manera abierta o encubierta a un investigador de @CIS_org, un poderoso grupo de Washington que aboga por la reducción de la migración, ingresar al refugio de Piedras Negras”, indicó la reportera Lomi Kriel. “No permitiría el acceso a otros medios de comunicación, defensores de los derechos humanos de los EEUU. Bastante interesante”.

El corresponsal mexicano José Díaz Briseño, con sede en Washington D.C., destacó que esa organización es una de las más activas para restringir la inmigración en los Estados Unidos.

Cabe indicar que la Administración del presidente Trump toma como base varios de los estudios del CIS para justificar sus medidas contra inmigrantes.

Bensman compartió varias imágenes en su cuenta de Twitter, donde aseguró que las condiciones para inmigrantes son excelentes e incluyen televisión, WiFi y otras comodidades, aunque la mayoría duerme en colchonetas en el suelo y, dada la sobrepoblación, se ocupan galerones como dormitorios y áreas de comida y lavado.

Los centroamericanos buscan ingresar a los Estados Unidos, pero el actual Gobierno restringe las aplicaciones de asilo, incluso envía de regreso a México a algunos solicitantes, en medio de críticas de defensores.