600 oficiales federales a Veracruz para batallar contra Jalisco Nueva Generación tras asesinato de Susana Carrera

Forma parte del "Plan de Combate a la Inseguridad" que lidera el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo
600 oficiales federales a Veracruz para batallar contra Jalisco Nueva Generación tras asesinato de Susana Carrera
Efectivos de la Policía Militar de México.
Foto: Alfredo Estrella / (Archivo / Getty Images)

A partir de este jueves, unos 600 efectivos federales serán destacados en ciudades como Coatzacoalcos, en el estado sureño de Veracruz, tras la ejecución de la empresaria Susana Carrera, por los supuestos vínculos de su esposo Luis Manríquez con Los Zetas, rivales del cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que se atribuyó el asesinato.

Bajo la supervisión del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, los recursos además serán distribuidos en Minatitlán y Nanchital, entre otras zonas.

Una mesa de seguridad coordinará a los elementos, de acuerdo con un reporte de Imagen del Golfo. Oficiales de la Secretaría de Marina y de la policía militar y federal se personarán al área como parte del “Plan de Combate a la Inseguridad”.

Bajo la iniciativa, estos grupos trabajarán en equipo con las autoridades estatales y municipales y con la Fiscalía General del Estado.

La crisis de violencia que experimenta Coatzacoalcos ha convertido a la ciudad en una “fantasma”, con cada vez más residentes abandonando la demarcación, lo que a su vez ha provocado mayor desempleo debido al cierre de negocios.

“Se está vaciando esta ciudad, lo vemos todos los días: casas en renta o en venta, negocios cerrados por el famoso ‘derecho de piso’ y con esto que pasó, con la muerte de esta señora, yo sé de por lo menos cinco familias que ya mudaron su residencia de Coatza, tristeza para Coatzacoalcos, eso hace que Coatza económicamente y socialmente estén perdidos en este momento”, dijo Raúl Ojeda Banda, presidente de la asociación civil Ciudadanos Unidos por Coatzacoalcos, a Excelsior.

Secuestros, extorsiones, ejecuciones y otros delitos de alto impacto se han disparado en los pasados meses, siendo el de Carrera el más mediático de los últimos días.

El cuerpo de la empresaria, quien era propietaria junto a su esposo de Pexaluminio dedicada a la compraventa de aluminio, fue hallado decapitado hace una semana en la colonia Benito Juárez con un mensaje que leía que su marido “no quiso pagar” la recompensa por devolver a Carrera con vida.

Los secuestradores pidieron cuatro millones de pesos (unos $200,000 dólares) a cambio de la libertad de la mujer.

Mediante narcomantas el cartel Jalisco Nueva Generación, que lidera Nemesio Oseguera Cervantes (El Mencho)  se atribuyó la ejecución y señaló directamente al esposo de Carrera como detonante del crimen.