Maracas, un restaurante que alimenta y ayuda a la comunidad desde 1963

Los hijos continúan el legado de Leonora Méndez, mujer inmigrante y madre soltera que hizo realidad su sueño de tener su propio negocio
Maracas, un restaurante que alimenta y ayuda a la comunidad desde 1963
Miguel, hijo de Leonora Méndez, fundadora del restaurante, aparece con su esposa María. (Aurelia Ventura/La Opinión)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Era el año de 1961 cuando la señora Leonora Méndez emigró de México a Estados Unidos con sus cuatro hijos para ofrecerles un futuro mejor.

Tras establecerse en Los Ángeles, Méndez, quien era madre soltera, se dedicó a trabajar en restaurantes del área.

Tanta era su pasión por la comida que para 1963, y con la ayuda de su jefa, Méndez abrió su primer restaurante llamado Maracas sobre la calle Main en el centro de Los Ángeles. Este fue el negocio que por décadas Méndez trabajó junto con sus hijos.

Miguel Contreras, el hijo menor de Méndez, dijo que a los 18 años se enlistó en las fuerzas armadas y sirvió en la marina por 10 años.

Una vez que regresó a la vida civil, Miguel se dedicó a trabajar y aprender del trabajo que hacia su madre.

Leonora Méndez, mujer inmigrante que fundo el restaurante. (Aurelia Ventura/La Opinión)

“Yo era el cocinero y personal de mantenimiento. A mí no me querían poner a cargo porque decían que era muy joven y no sabía”, dijo Miguel.

“Ahora que ha pasado el tiempo me doy cuenta que tal vez ese era mi destino, aprender todo lo relacionado con el restaurante para cuando a mi me tocara estar por mi cuenta”, añadió Miguel quien ahora es el dueño de su propio restaurante Maracas.

 Comida con amor familiar

Desde las 7 de la mañana el restaurante Maracas localizado en el icónico Lincoln Heights recibe a sus clientes que degustan de sus deliciosos desayunos que van desde unos huevitos hechos a la orden hasta sus populares chilaquiles, burritos y el fin de semana birria de res y menudo.

Una de sus fieles clientas por los pasados 20 años es Doris Vásquez, quien llegó el viernes por la mañana para disfrutar del delicioso desayuno de Maracas.

“A mí me gustan los chilaquiles y me gusta porque aquí tienen el ambiente familiar y se siente una conexión”, dijo Vásquez, quien aseguró que es clienta desde que el negocio estaba en el centro de Los Ángeles.

“Cuando yo llego, ellos ya saben cómo me gusta mi comida y la hacen”, dijo complacida Vásquez.

Pero estas no son las únicas cualidades que destacan al restaurante, dijo María Contreras, esposa de Miguel.

Enfocarse en el trabajo y no bajar las manos, son los secretos del éxito de Miguel. (Aurelia Ventura/La Opinión)

El restaurante Maracas, que cuenta con unos 20 empleados, también se dedica al servicio de banquetes. Desde sus famosos taco bars hasta comida italiana y menús especiales para fiestas como bodas, quince años y reuniones familiares.

María dijo que tras dos terremotos que dañaron el edificio donde estaban originalmente y una recesión que dejó al restaurante casi fuera de servicio, el 10 de enero del 2010 abrieron sus puertas en Lincoln Heights.

María, de 56 años, reconoce que gran parte del éxito del restaurante ha sido el trabajo en equipo y con la familia unida.

“Yo tengo mi trabajo de lunes a viernes pero los fines de semana me vengo aquí a ayudar en el restaurante”, dijo María quien trabaja en Huntington Park.

“Cuando hacemos servicios de banquetes a veces nos vamos hasta Victorville, Calabasas o Palm Springs”, recalcó.

 Devolviendo a la comunidad

Miguel reconoce que en su trayectoria con el restaurante le agrada decir que ha podido servir comida en muchas reuniones importantes incluyendo a políticos locales, el empresario Bill Gates, el charro de Huentitán, Vicente Fernández, así como en los  premios Oscar del 2017.

“El estar rodeado de celebridades es un gusto”, dijo Miguel, de 63 años.

Sin embargo, su mayor orgullo es saber que ha podido ayudar a su comunidad con un sinnúmero de donaciones monetarias y de comida. En la actualidad se dedica a apoyar a escuelas localizadas en el área este del centro de Los Ángeles.

Para Miguel y María no es muy difícil decir que si cuando se trata de ayudar, sobre todo si se trata de la educación y los niños.

Una de sus donaciones más recientes fue en enero cuando el restaurante Maracas proveyó alimentos para docenas de maestros de la escuela Lincoln High School, localizada casi al frente del restaurante.

María Contreras se asegura que los clientes hayan quedado satisfechos. (Aurelia Ventura/La Opinión)

“Con la lluvia no importa, les dimos de comer toda la semana a los maestros que estaban en huelga”, dijo Miguel humildemente.

Adicionalmente, él dijo que aprendió de su madre que la comida no se debe tirar a la basura y cuando les queda algo extra la llevan a los desamparados, o cuando llega una persona que no tiene para comer, él nunca le niega un burrito o un taco.

“Eso es algo que solía hacer mi madre”, dijo Miguel, añadiendo que ella falleció hace tres años.

Miguel agrega que lo que lo motiva a seguir adelante es el simple hecho de poderse despertar cada día.

“Me gusta mucho cocinar, hablar con la gente. Me gusta mucho el restaurante”.

Los artistas también disfrutaron de las delicias de Maracas. Arriba aparece Vicente Fernández. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Él reconoce que gran parte de su buen corazón se lo debe a la fortaleza de su madre. Ella, agrega, nunca se dio por vencida y logró sacar a sus cuatro hijos adelante.

“Yo siempre he dicho que las mujeres son más fuertes que los hombres”, enfatiza Miguel.

 Dejando huella

Miguel dijo que dos de sus siete hijos trabajan en el restaurante y en el servicio de banquetes. Él dijo que espera que por lo menos uno de ellos encuentre el amor por la cocina para que el restaurante continúe por generaciones.

Ambos, Miguel y María aconsejan a quienes deseen comenzar su propio negocio que luchen por sus sueños.

“Manténgase enfocados, no se den por vencidos y estén preparados para las altas y bajas”, dijo María.

“Manténganse alejados de negatividades y enfóquense en lo que ustedes creen”, añadió Miguel.

Para más información del restaurante Maracas Café & Catering visite