Estudios encuentran asociación entre hormonas y asma

Las fluctuaciones hormonales femeninas tienen influencia en la enfermedad respiratoria
Estudios encuentran asociación entre hormonas y asma
Las fluctuaciones hormonales influyen en los ataques asmáticos.

Las personas que sufren asma generalmente asocian los síntomas de la enfermedad a la presencia de alérgenos o infecciones virales. Pero en los últimos años, varios estudios encontraron que el asma también está asociado a la presencia de hormonas y cambios hormonales relacionados a la edad.

“Las mujeres tienen el doble de probabilidades de sufrir asma que los hombres”, señaló la doctora Isabel García, con práctica en Riverside, California. La galena mencionó un estudio realizado en 2018, por la Universidad de Edimburgo que encontró una asociación entre los cambios hormonales en las mujeres y el asma. Este vínculo podría ser una de las razones por la cuales la enfermedad es más común entre los varones que entre las niñas durante la niñez; pero más común en las niñas, durante la pubertad.

García describió al asma como una enfermedad crónica que puede ser leve e intermitente o grave. La enfermedad se caracteriza por tos, silbidos al respirar, falta de aliento y opresión en el pecho, causados por el aumento de la reactividad de las vías respiratorias, inflamación y producción de mucosidad.

La médica explicó que si bien las hormonas femeninas no necesariamente provocaban asma, existía una relación entre ambos factores. La investigación de la Universidad de Edimburgo también encontró que las mujeres tenían mayor riesgo de tener ataques de asma al comenzar la menopausia, que antes de esta. Otras fluctuaciones hormonales que podrían influir en la enfermedad respiratoria son el embarazo y la menstruación.

Nicola McClear, investigadora líder del reporte, publicado en la revista “Journal of Allergy and Clinical Immunology”, coincidió en que los síntomas del asma en las mujeres generalmente fluctúan durante los cambios hormonales asociados con la edad, como la pubertad y la menopausia.

Efectos de la testosterona

Por otro lado, un estudio realizado por la Universidad Vanderbilt y John Hopkins encontró que la testosterona obstaculizaba una célula inmunológica vinculada a síntomas como inflamación y mucosidad en los pulmones, típicos del asma. El estudio fue publicado a finales de 2018 en la revista “Cell Reports”.

Dawn Newcomb, autora senior de este estudio señaló haberse sorprendido al descubrir el importante rol que la testosterona tenía en la reducción de la inflamación, pero aclaró que las hormonas sexuales no eran el único mecanismo que intervenía en la inflamación de las vías respiratorias, sino uno de los tantos mecanismos del cuerpo.

“Estos estudios son importantes porque encontraron un vínculo impensado décadas atrás, pero aún queda mucha investigación por hacer”, opinó García.

Asma en cifras

Según información de la Fundación de asma y alergía de EEUU (https://www.aafa.org), más de 26 millones de estadounidenses sufren asma, esto es el 8.3% de adultos y 8.3% de niños.

  • El asma es más común entre mujeres adultas que entre hombres; y más común entre niños varones que niñas.
  • Más de 11.5 millones de personas con asma, incluidos aproximadamente 3 millones de niños reportaron haber sufrido uno o más episodios de asma en 2015.
  • Asma es la enfermedad crónica principal entre niños, y la mayor causa de ausencias escolares. En la actualidad, alrededor de 6 millones de niños menores de 18 años tienen asma.

Para más información, puedes visitar el sitio de la Fundación del asma https://www.aafa.org