Las polémicas de AMLO durante su primeros 100 días como presidente

El arranque de la Administración amlista ha sido muy, muy movida
Las polémicas de AMLO durante su primeros 100 días como presidente
El presidente mexicano ha desatados varias polémicas.
Foto: EFE/Cortesía Presidencia de México

Los primeros 100 días del Gobierno del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador no han pasado desapercibidos, ya que desató varias polémicas, algunas de las cuales tardarán mucho en desvanecerse.

Cada conferencia mañanera, el mandatario tiene información que deriva en acaloradas discusiones en redes sociales y proporciona a sus detractores material suficiente para atacarlo, aunque eso a él no le importa.

Cambiar reglas para funcionarios.- Además de despedir a cientos de empleados, el Gobierno de López Obrador ha “adaptado” las reglas de algunas dependencias, para que no haya problema al momento de nombrar a sus titulares. Tal fue el caso del Fondo de Cultura Económica, que tiene como director al escritor de origen español Paco Ignacio Taibo II. También la Comisión Nacional del Deporte, donde la exvelocista Ana Guevara fue nombrada como directora, a pesar de contar apenas con la secundaria terminada.

Cancelar el NAICM.- La cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional ha sido una de las decisiones más criticadas, debido a las pérdidas millonarias que representan para el Estado. Lo más curioso es que el proyecto se suspendió con 20% de avance.

La Guardia Nacional.- Durante su campaña. López Obrador criticó la intervención del Ejército en la lucha contra el narcotráfico, pero su proyecto de seguridad nacional tiene como eje la creación de un grupo militarizado que incluso ha sido rechazado por Tatiana Clouthier, quien fue coordinadora de campaña del mandatario.

Tren Maya.- Éste es considerado uno de los proyectos insignia del nuevo Gobierno, pero ha desatado polémica por el “permiso” que se pidió a la Madre Tierra para su construcción, además de los efectos ecológicos que implica.

La postura hacia Trump.- En campaña, el mandatario mexicano criticó al presidente Donald Trump, pero ya en el Gobierno afirma que “no quiere dañar” la relación con el Gobierno de EEUU, por lo cual no entra a polémicas. Su postura incluso contra caravana migrantes han desatado críticas, ya que ha permitido que la Administración estadounidense envíe a centroamericanos a México, mientras procesa sus solicitudes de asilo.

Suspender guarderías y ayuda a mujeres maltratadas.- El presidente mexicano afirma que hay corrupción entre las organizaciones civiles que operan guarderías o espacios de refugio para mujeres maltratadas, por lo que su Administración decidió otorgar directamente el dinero a quienes requirieran esos servicios. Los expertos consideran que eso sólo genera mayor vulnerabilidad.

Rechazar intervenir en Venezuela.- El Gobierno mexicano es el único del Grupo de Lima que decidió no apoyar la presión hacia Nicolás Maduro para dejar el poder en Venezuela y cederlo al autonombrado presidente interino Juan Guaidó. López Obrador afirma que los pueblos extranjeros deben tener libertad de autodeterminación.

La Suprema Corte.- López Obrador impulsa una política de austeridad, limitando los salarios de funcionarios, quienes no deberán ganar más que el presidente. Sin embargo órganos autónomos, como la Suprema Corte, tribunales y hasta el Instituto Nacional Electoral deciden sobre sus propios salarios, que en algunos casos duplican o casi triplican al del mandatario mexicano. La Suprema Corte ha peleado mantener su autonomía, incluso en el tema salarial.

El huachicol.- El presidente mexicano inició una guerra contra los grupos que roban combustible en México, conocidos como huachicoleros. Su batalla desató una crisis de suministro los primeros días del año. Él afirma que no cederá y su administración tiene en la mira al líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, liderado por José Antonio Yépez, alias “El Marro”.