¿Qué piensan los angelinos sobre la pena de muerte?

Unos critican y otros aplauden la decisión del gobernador Gavin Newsom de detener las ejecuciones en California
¿Qué piensan los angelinos sobre la pena de muerte?
Hay más de 700 reos sentenciados a la pena capital./ foto: Getty.
Foto: La Opinión

Razones de índole moral, económicas y de desconfianza en la justicia penal fueron los argumentos usados por ciudadanos comunes que avalan la decisión del gobernador de California, Gavin Newsom, de establecer una moratoria a la pena de muerte; no obstante hay también quienes consideran que el mandatario es una decisión equivocada:

1) Thomas “N”. 18 años. Estudiante de medicina deportiva en ELAC

“Hay muchos casos en California de personas que injustificadamente son acusados y que están peleando… Yo entiendo que si alguien es hallado culpable por asesinato deba ser condenado, pero con evidencia clara y contundente, no con la que dan falsos testigos”.

“Por diferentes razones, los hispanos y afroamericanos son la mayoría de quienes parecen ser los principales acusados que encajan en la descripción de criminales; honestamente creo que el estado pierde muchísimo dinero en las apelaciones continuas de personas condenadas a la pena capital… Tener presa a una persona en una cárcel cuesta de 65,000 a 70,000 dólares al año”.

2) Tito Landaverde. 70 años, de Chalatenango, El Salvador.

“Es un tema difícil, porque nos hemos dado cuenta de que castigan a inocentes y los matan porque a los testigos los preparan para mentir… También hay gente que amenazan de muerte para que digan lo que se quiera en un juicio”.

“Yo creo que hay muchos errores en el sistema judicial. Considero que entre los más de 700 condenados a la pena de muerte puede haber algunos inocentes. También, que a quienes matan en defensa propia o por defender a otros no los deberían castigar, sino solo a aquellos que lo hacen una y otra vez por el puro gusto de matar o los que matan para robar”.

3) Felipe González, 33 años, cocinero de Zacatecas. Vive en Rosemead.

“La moratoria de ejecuciones es algo que se debe tomar en cuenta, el darle chance a la gente para que cambie”.

“Creo que la pena de muerte es un castigo cruel porque muchas veces uno no entiende las circunstancias de la vida de las personas. Nadie nace con instintos asesinos…”.

“Si hay personas que hicieron algún mal debe haber un castigo para que sientan lo que hicieron al quitarle la oportunidad de vivir a otros, pero sabiendo que nunca vas a salir de la cárcel eso ya es un infierno, es como la muerte”.

4) Alex Cortez, 38. Restaurantero. Residente de Pasadena.

“Creo que la decisión del gobernador es controversial, pero estoy de acuerdo porque ha habido casos de inocentes que han sido juzgados erróneamente y no deberían ser ejecutados”.

“Yo pensaría que sí hay personas que en verdad merecen que los maten porque no han tenido corazón ni alma para destruir la vida de otros y han matado a sangre fría… [No obstante] no estoy a favor ni en contra de la pena de muerte; yo dejaría que los políticos hagan la moratoria porque ellos conocen mejor la ley”.

5) Sofía Pacheco, 40. Agente bancaria de cobranza. Reside en Covina.

“Yo diría que estoy en contra de la pena capital como castigo, pero razonando un poco diría que dependiendo de las causas y las circunstancias se podría aplicar a alguien que ha cometido un crimen violento”.

“En California el sistema de justicia penal es injusto porque ni los hispanos ni los afroamericanos tienen las mismas posibilidades de defenderse que los blancos; hay estereotipos en la aplicación de la ley por el color de la piel, aunque sí aplicaría la pena de muerte contra los asesinos en serie, con quienes ejecutan a sangre fría a sus víctimas como en el caso del tiroteo de San Bernardino”.

6) Alberto Vázquez Ortiz, 47 años. Trabajador de la construcción. Reside en North Hollywood.

“La decisión del gobernador está mal. Si esos 700 o más hombres están en la cárcel es porque quitaron vidas y no es justo que vivan porque aparte de las víctimas, también afectaron a niños, madres, esposas y familias enteras y todavía están respirando sin merecerlo”.

7) Frank Torres, 60 años. Desamparado de Los Ángeles.

“El gobernador no debió haber suspendido la pena capital y pongo como ejemplo el caso reciente del padre que mató a su hija de 9 años y la tiró en una maleta en un paraje. Esa clase de gente no merece vivir y mire que lo digo yo mismo que fui víctima del sistema judicial”.

8) Johnny Martínez, 26 años. Coordinador de Retiros. Residente en Downey.

“Creo que ha sido una decisión grandiosa del gobernador Newsom para que los valores del Evangelio sean escuchados en la sociedad… Es bueno para toda la humanidad que se respete el mandamiento de no matarás”.

9) Alexis Cisneros, 19 años. Estudiante de Psicología en Los Ángeles.

“Siento que los seres humanos no tenemos el derecho para decidir matar a nadie. Si alguien mató, que vaya a la cárcel por muchos años y le ayuden con programas de rehabilitación para que cuando salga se reintegre a la sociedad, pero aquí lo único que se busca es castigar y no educar.
“Las personas encarceladas viven en un ambiente muy difícil para [lograr] readaptarse a la sociedad… Creo que ninguna persona tiene el derecho de decir quién muere y quién no. Eso solo lo debe decidir Dios”.

10) Ofelia González, 55. Asistente escolar. Vive en Montebello.

“Me siendo dividida. Primero porque soy católica y en mi religión sé que solo es Dios quien da y quita la vida, pero también sé que hay unos que merecen la muerte por la forma en que le quitaron la vida a otros”.

“Recuerdo a Charles Manson, quien en 1971 fue sentenciado a muerte por conspiración para asesinar a siete personas [murió de causas naturales en noviembre de 2017, a los 83 años]. Era un demonio, pero un año después [1972] una corte de California eliminó temporalmente la pena de muerte”.